logo diario longino

La verdad sobre el “perro del infierno”

Compartir por RRSS :

Se trata de un nombre algo exagerado, para llamar la atención de la gente, sobre una sub-variante ’del coronavirus que -por supuesto- ya está en Chile circulando. Las proyecciones de los expertos apuntan a que pronto serán dominantes en el mundo.

Isabel Frías

Periodista U.C.

El nombre suena atemorizante y al parecer ésa es fue la idea de la prensa que bautizó con el fatídico nombre de “perro del infierno” a las variantes BQ.1 y BQ.1.1 del covid-19, aludiendo de esa manera con la mitología griega. 

El punto central es que su presencia ya se constantó hace un tiempo en nuestro país: “Efectivamente aquí se ha detectado, pero no es la predominante. Seguimos con el predominio de BA.4 y BA.5 (…) lo que sucede con ella es que tiene esta capacidad de transmisión más fuerte, pero no hay evidencia de que tenga una mayor gravedad”, contó en un punto de prensa la ministra de Salidad Ximena Aguilera, quien llamó a la calma a la población mientras alerta sobre un alza en los contagios y pide utilizar las medidas de manera preventiva, particularmente el uso de la mascarilla en el transporte público, por ejemplo.

En EE.UU., Europa y parte del sur de Asia ya se han detectado en realidad tres nuevas subvariantes de Ómicron, las cuales habrían mutado y serían más contagiosas.

Esta información ha sido difundida por los Centros de Control de Enfermedades, departamento gubernamental estadounidense que a través de su plataforma web de monitoreo de proporciones de variantes añadió a su lista dos nuevas “hijas de Ómicron”: BQ.1 y BQ.1.1. Además de la detección en la zona sur de Asia de XBB.

Ocupando un 5.7% de los casos, tanto BQ.1 como BQ.1.1 han aumentado su nivel de contagiosidad exponencialmente, han enfatizado, pero la alarma proviene desde otra línea: De acuerdo a los análisis estas dos subvariantes tendrían mutaciones en puntos claves de las proteínas espiga, que es el lugar donde se instalan los anticuerpos que bloquean el virus, por lo tanto, estas transformaciones hacen de ellas una posibilidad comparativamente más infecciosa.

Más infecciosas, pero no más letal.

Sobre los síntomas que entrega la enfermedad, éstos serían los mismos que los conocemos hasta ahora y la alusión al “perro de Hades o Dios de los Muertos” serían una maniobra de marketing noticioso y poder alertar a la población sobre la circulación viral que se mantiene en Chile y todo el mundo.

No obstante, el nombre de esta versión en realidad se trata de una informalidad creada (y pensada) para redes sociales, y no tiene relación con una supuesta mayor letalidad de la variante: de acuerdo a la información que se maneja tanto en la OMS como en nuestro país, la más preocupante de estas dos subvariantes es BQ.1.1, tal como consignó la revista TIME y que ha conseguido generar focos de preocupación. 

La actual situación epidemiológica, ya que “está plagada de mutaciones problemáticas que podrían representar una amenaza para la respuesta de nuestro sistema inmunológico”, afirman lass fuentes gubernamentales.

En cuanto a los síntomas que generan BQ.1 y BQ.1.1, serían los mismos que se han presentado hasta ahora a través del contagio por COVID y que bien vale la pena repetirlo: Decaimiento, fiebre, tos persistente, cansancio y pérdida del olfato y el gusto.

Lo correcto si se tienen los síntomas, independiente de la subvariante en juego, lo correcto es realizarse un test de antígenos rápidamente, tomar paracetamol y reposo con aislamiento.

Si el Test rápido sale positivo, se puede proceder a realizar un PCR y esperar las instrucciones de los equipos médicos.

Indicadores Económicos
Jueves 1 de Diciembre de 2022
  • UF: $34.817,58
  • Dólar: $894,82
  • Euro: $924,02
  • IPC: 0,50%
  • UTM: $60.853,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.