logo diario longino

Hoy cumple 99 años un gigante del comercio, de la sencillez, humildad  y su amor por Iquique

Compartir por RRSS :

Crónica de

Héctor Rojas Cabrera

Periodista Senior

Viviendo Mi Jubileo

Creo que la vida cobra mayor fuerza y vigor en la medida en que como periodistas, servimos a los demás, a la comunidad, saliendo del pequeño borde que cada uno tiene. En esta ocasión deseamos resaltar el cumpleaños de la gente mayor, esas lindas personas que a través de toda su vida han adquirido gran sabiduría, y hoy se convierten en grandes tesoros, es el caso del comerciante y empresario iquiqueño ERNESTO GANDOLFO BATTISTUTI, que cumple 99 años el día 2 de febrero. Si usted puede salúdelo…lo llenará de alegría saber que Iquique lo quiere…

Una persona maravillosa, llena de experiencias, vivencias, conocimientos y más… Ernesto símbolo de inspiración y esfuerzo para todos, sobre todo para las nuevas generaciones. Un hombre que llegó sin nada, se desempeñó como junior y llegó a convertirse en un gran empresario.

¡Feliz cumpleaños!.

SU HISTORIA…

Esta es la hermosa historia familiar de Ernesto y Rossina:

“Yo me preparé para venir desde mi madre tierra a Iquique. Mi idea fue siempre venir a trabajar, trabajar y trabajar, sin descanso para progresar. Me vine con los documentos del Consulado, y todo lo que se requería para cumplir con las normas y así llegar a la ciudad y al país más austral del mundo, en forma absolutamente legal.”

Con esta reflexión parte el diálogo que el suscrito tuvo con don Ernesto Gandolfo Battistini, que hoy tiene 98 años, ciudadano italiano que arriba al puerto de Iquique, el año 1938 a la edad de 15 años, cuando nos juntamos en una fría tarde de otoño, del año pasado, pero en su cálida y acogedora residencia en época de pandemia.

Corría el mes de junio 2 del año 2021, oportunidad en que conocimos con mayor profundidad su historia familiar desde cuando parte de Italia cruzando los mares de ultramar, para después de un periplo que duró entre 2 a 3 meses tocar suelo iquiqueño.

NACE EN SESTRI LEVANTE: SITUACION DIFICIL EN ITALIA

Ernesto Gandolfo Battistini nace el año 1923, en el pueblo de Sestri, Legante en la Región de la Lucanía en Italia. Su hogar estaba formado por su padre don Agustín Gandolfo Falcone y su bella madre doña Iole Battistini Ulive, un característico matrimonio y familia de clase media italiana.

Se vino a Chile, porque en Italia la situación no era de las mejores. Después de sus años de escuela elemental, hizo unos cursos de mecánica para entrar a trabajar en un gran Astillero que había en su pueblo, Sestri Levante, donde fabricaban barcos maravillosos que navegaban por todo el mundo.

Una vez concluido el curso de dos años, en vez de dedicarse a la mecánica, su familia lo quería mandar a bordo a remachar clavos con máquinas que pesaban 30 ó 40 kilos, lo cual un niño de quince años no lo podía hacer.

CONTACTO CON IQUIQUE

Su padre Agustín Gandolfo Falcone, apoyando la idea de su hijo de viajar a Sudamérica, decide escribirle a sus hermanos que ya estaban acá, pidiéndole si lo podían recibir a Ernesto (hijo). Sus tíos respondieron positiva e inmediatamente y hasta le mandaron el pasaje. Lo fueron a recibir al barco o vapor Horaccio, el día 5 de diciembre del año 1938, en horas de la tarde. El vapor ancla cercano a la boya la Esmeralda, y en un lanchón los van a buscar y pisa por primera vez suelo chileno e iquiqueño, al tocar el tablón del Muelle de Pasajeros.

Ernesto Ganfolfo Battistini llega a la bahía de Iquique un 5 de diciembre de 1938, a los 15 años, en el vapor Horaccio. Desde allí es trasladado al muelle de pasajeros, pisando por primera vez un tablón, al que regresaría toda su vida, cada 5 de diciembre para recordar su periplo, que inicia su vida en la ciudad de Iquique. (La excepción es solo en el periodo pandémico, por razones obvias).

PRIMERA ANÉCDOTA

Aquí se levantaría la primera anécdota para el joven de 15 años llamado Ernesto Gandolfo Battistini, que prometería ir cada 5 de diciembre al Muelle de Pasajeros para recordar esa memorial tarde de 1938, cuando toca por primera vez suelo iquiqueño, para agradecer a esta tierra bendita el haberlo recibido. Solo ha interrumpido una sola vez su visita al Muelle, por la razón de la pandemia. Así esta tradición o anécdota se ha repetido en sus 97 años de vida, la que indica que cada 5 de diciembre, don Ernesto Gandolfo Battistini llega hasta el muelle de pasajeros y recuerda cuando en ese lugar, pisó por primera vez tierra chilena, hace ya 98 años.

SEGUNDA ANÉCDOTA

Don Ernesto gran conversador y con una memoria privilegiada recuerda cada minuto de su viaje de Italia a Iquique, como también recuerda con emoción algunas de sus tantas anécdotas.

Como es aquella en que recuerda que transcurría el año 1952, cuando sus padres Augusto Gandolfo Falcone y su madre Iole Battistini Ulive, deciden venirse a Chile e Iquique, para estar con sus hijos Ernesto y Carlos, ya residentes en nuestra ciudad. Por aquellos años Ernesto y Carlos estaban solteros.

Pocas veces don Ernesto ha enfrentado el dolor, pues de personalidad de hombre de esfuerzo y trabajo, le han dado el suficiente carácter para enfrentar períodos complicados, como el que le correspondió vivir, durante el gobierno de la Unidad Popular con la desorganización de la economía. Si recuerda con emoción dos momentos tristes en su vida. El primero cuando su madre Iole Battistine Ulive, ya viviendo con ellos en Iquique, fallece el año 1977 y dos años más tarde en 1979, fallece su padre Augusto Gandolfo Falcone.

HISTORIA EMPRESARIAL

Ernesto Gandolfo Battistini, desde que tenía 15 años, solo conoce la palabra trabajo, trabajo, y trabajo, tal es así que su distinguida esposa Rossina, nos cuenta que en sus 98 años solo en contadas ocasiones se ha tomado unas merecidas y prolongadas vacaciones.

A sus inicios cuando ingresa como juniors a la Tienda La Ideal, en calle Tarapacá con Vivar (ver foto) en la firma de Gandolfo y Cía, (donde en la actualidad está la Tienda Corona), y que después de 9 años se retira para asociarse con su tío Juan Gandolfo Falcone, hermano de su padre en la Tienda El Tropezón, ubicada en calle Tarapacá N°589, donde en la actualidad se levanta el Edificio Beper, formando así la sociedad Juan Gandolfo y Compañía. Son los pasos dados por él iniciando una próspera carrera empresarial que no se detiene.

Trascurría el intenso año 1950 cuando se traslada a calle Tarapacá 631, fundando en su trayectoria la tienda La Liguria en homenaje a su tierra natal donde nace llamada Sestri Levante, en la región de La Liguria, donde hoy está ubicada la Tienda La Riviera. Ahí se formó la tienda La Liguria, para llegar en 1965 hasta donde está hoy, en Vivar 779. Al año 1979 al fallecer su tío, se hace cargo del activo y pasivo de la Tienda formando con su familia la Sociedad Ernesto Gandolfo e Hijos y Cía Ltda, la que se encuentra vigente hasta el día de hoy.

AMPLIA EL NEGOCIO

Una de sus virtudes en su vida empresarial ha sido captar las necesidades de la gente y satisfacerlas oportunamente. Es así que cuando surge a partir del año 1975 la Zona Franca de Iquique, amplió sus negocios a la venta de cerámicas y alfombras en ZOFRI, un local dedicado a la zapatería en el Mall Las Américas y también incursiona en el área inmobiliaria. Don Ernesto mira con satisfacción y orgullo lo alcanzado tras años de incesante trabajo y recuerda con nostalgia los años del Iquique con calles de tierra y veredas de madera, cuando la población de la ciudad no superaba las treinta mil personas.

Recuerda que al iniciarse el año 1977, instaló un módulo de venta en la recién formada Zona Franca y el año 1990 creó la inmobiliaria Costa Ligure S.A., con la cual construyó el edificio Sestri Levante, ubicado en José Joaquín Pérez 468, con seis pisos y 17 departamentos. Fue pionero en la construcción de edificios de altura, junto al Atalaya y Hotel Gavina.

EN EL DEPORTE

El empresario además se destacó como deportista, especialmente en bochas.

No solo ha logrado el éxito en los negocios, sino que también conoció de los éxitos en el deporte. Practicó mucho el remo y la bocha. Precisamente en esta última especialidad fue Campeón de Chile en tres oportunidades, junto a sus amigos integrantes de la colectividad italiana, de la cual fue presidente por casi una década. «Con mi hermano Carlitos, que descansa en paz, los hermanos Mangini y Rossi nos destacamos y ganamos tres campeonatos. El más recordado es el de Curicó, con Octavio Rossi, Lasala y Mangini», recuerda.

Como socio de Sportiva Italiana, formó la especialidad del remo, cuando tenía 28 años.

IQUIQUE SIEMPRE EN SU RECUERDO

A sus 98 años, y en una conversación de tres horas fluyen los recuerdos nostálgico del Iquique del ayer. Recordando múltiples pasajes de su vida en la ciudad, en la que ha sido durante 83 años protagonistas de la vida comercial de esta noble ciudad nos puntualiza:

“La vida en esa época era muy dura, ahora la juventud tiene una facilidad tremenda. Si uno ganaba cien pesos, ahorraba cincuenta para después. Había treinta mil habitantes y sólo estaban pavimentadas las calles Tarapacá y Vivar. Iquique llegaba hasta el Hospital y Cavancha, lo demás era pura pampa”.

Nos agrega a sus 98 años: “Era una época en que habían muchas tiendas. Recuerdo que empezaban desde calle Tarapacá en La Confianza y llegaban hasta Amunátegui y desde Vivar empezaban en la Casa Francesa y llegaban hasta Latorre. Recuerdo tiendas como La Confianza, La Sombra, La Liguria, La Linda, La Casa Francesa, La Triunfante, La Casa Canepa, La Nueva Victoriosa, la Casa Malagarriga, El Faro, La Veneciana y muchas otras. La mayoría desaparecieron y yo creo que de esas deben quedar muy pocas.”

¿Cuántas veces ha viajado a su Madre Patria?

“He vuelto en cuatro oportunidades. La primera vez volví a los 42 años, después el año 1985 y el 96. Ahora quisiera ir, pero la salud no me acompaña. En la pierna me entró un poco de artrosis y no puedo caminar bien. A Europa hay que ir con buena pierna, porque si quiere conocer hay que andar a pie, porque en auto no conoce nada.

EN UN DIA COMO HOY

Don Ernesto hace ya un par de años escribió de su puño y letra un resumen que nos habla de su hermosa trayectoria en suelo iquiqueño. Dice así:

“EN UN DÍA COMO HOY…

HACE 80 AÑOS UN MUCHACHO ADOLESCENTE QUE TODAVÍA NO CUMPLIA 15 AÑOS PISO POR PRIMERA VEZ EN SU VIDA EL TABLON QUE ESTA ALLI UN POQUITO MAS ABAJO ENTRANDO ASI A UN NUEVO PAIS DIFERENTE AL QUE NACIO, EN BUSCA DE UNA NUEVA VIDA Y MEJOR PORVENIR. AFORTUNDAMENTE GRACIAS A MI VOLUNTAD Y TENACIDAD TODO SE CUMPLIO Y HOY DESPUES DE 80 AÑOS ME ENCUENTRO DE NUEVO AQUÍ RODEADO DE MI HERMOSA FAMILIA, MI MUJER Y MIS TRES HIJOS, MIS DOS NIETOS, FALTAN VARIOS PORQUE NO ESTAN AQUÍ Y MI YERNO, PARA DAR GRACIAS A DIOS POR TANTA GENEROSIDAD DE HABER CUMPLIDO MI SUEÑO Y ANHELO.

GRACIAS SEÑOR Y GRACIAS A TODA MI LINDA FAMILIA” Ernesto Gandolfo B.

VIRTUOSA DESCENDENCIA:

ROSSINA CANEPA BRIGNOLE Y SU GRAN FAMILIA

Tan intensa, apasionante, esforzada, y maravillosa como la biografía de don Ernesto Gandolfo Battistitni, es la historia familiar de Rossina Cánepa Brignole, con la que generosamente también en esa tarde fría de junio del 2021, en plena pandemia que arrasaba en los hogares iquiqueños, pude dialogar para conocer su historia y ser partícipe de la inmediata transformación medio ambiental pasando de la fría tarde, a un hogar acogedor, lleno de historias, anécdotas, y liturgia, y recibir el calor de sus pausadas palabras y sus finas atenciones, dialogando por cerca de tres horas con esta dama italiana, que al nacer en Iquique, recibe de inmediato la nacionalidad italiana, como era la costumbre jurídica de aquellos años.

ORIGEN DE ROSSINA

Sus orígenes familiares se remontan cuando a mediado del Siglo XIX, don Andrés Cánepa Cúneo, un jovencito con sus agrandados ojos celestes a los 14 años pisa tierra iquiqueña. El al igual de Ernesto Gandolfo Battistini, no venía a pasear, ni a pasar sus vacaciones, venía simplemente a trabajar para labrarse un mejor futuro.

En el puerto o muelle iquiqueño lo esperaban sus tíos Silvio, Ernesto, Nicolás, y César, para enseñarle el idioma nativo y luego conocer cuál sería su oficio, sus normas, sus reglas, y recibir las instrucciones necesarias para encauzarse por el camino de las virtudes ciudadanas: corrección, honestidad, amor a la nueva tierra, amor a la familia.

Lo llevaron de inmediato a la Tienda de calle Tarapacá esquina Barros Arana. Allí estaba la Tienda “La Verbena”. Allí da sus primeros pasos en el conocimiento de cómo era manejar y gestionar una gran tienda. Cada cosa en su lugar, fácil de ubicar para dar tranquilidad a quiénes entraban a la tienda en busca de sus requerimientos.

Con el correr del tiempo nace otra gran tienda: “La Bella Jardinera” entre Tarapacá y Vivar. A esas alturas ya Andrés Cánepa, era un joven con experiencia y madurez y comienza a pensar en formar su familia, dado que tenía a su haber una estabililidad económica, propia de los que se esfuerzan día a día.

VIAJA A ITALIA EN BUSCA DE SU FUTURA MUJER…

Es así como llega el año 1930 y regresa a su madre patria Italia con una sola idea. Encontrar a aquella mujer que habría de acompañarlo por toda una vida, tener hijos y formar su propia familia. En ese viaje a Italia conoce a la dama Leonilde Brignole Rebori, con quién contrae matrimonio en la Madre Patria.

Al retornar a Chile nacen sus cuatro hijos: Gian Luigi, ex gerente propietario de Automotora Tarapacá, representante de la afamada marca Wolswagen, ya fallecido; Rossina, nuestra entrevistada; Bruno, médico y Gabriela Cánepa Brignole.

ALMACENES EL SOL

En el año 1948 Andrés Cánepa Cúneo, se traslada a la histórica esquina comercial de calle Serrano esquina Ramírez, fundando con su tío y socio Nicolás Cúneo los Grandes Almacenes El Sol. Esta gran familia encabezada por el patriarca Andrés Cánepa Cúneo, padre de Rossina Cánepa Brignole, amó como todo inmigrante italiano, con verdadera devoción e intensidad a su querido Iquique, entregándole parte de su tiempo y su vida a las numerosas instituciones de la colonia italiana. Su así como fue socio de la Beneficencia Italiana, de la Cía. de Bomberos Ausonia, del Círculo Italiano, la Sociedad Canottieri Olimpia del remo y del equipo de fútbol Ausonia.

 

Principio del formulario

Indicadores Económicos
Viernes 30 de Septiembre de 2022
  • UF: $34.244,61
  • Dólar: $971,14
  • Euro: $945,42
  • IPC: 1,20%
  • UTM: $59.595,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.