logo diario longino

Quitarle el celular y el computador a un niño ahora no es la opción más sana 

Compartir por RRSS :

En entrevista exclusiva con El Longino, el psiquiatra Pablo Espoz nos entregó una radiografía al deterioro social y cognitivo que sufrió el estudiantado con la pandemia. También, nos explicó algunas claves parentales para entender cómo este grupo quedó totalmente “invisibilizado” durante los duros confinamientos sanitarios. 

Isabel Frías 

Periodista U.C. 

Titulado en la Escuela de Medicina en 2012, en la Universidad Andrés Bello, el doctor Pablo Espoz Lazo no solo es un psiquiatra que se ha especializado en la salud mental de niños y adolescentes; también posee dos peculiaridades adicionales: Integra el directorio la Sociedad Médica de Psiquiatría que estudia esa larga e importante etapa de la vida y, paralelamente, cultiva un marcado interés por la educación del presente siglo, esa que se hace en muchos formatos, con tecnología y polémicas redes sociales de por medio. 

Con él quisimos conversar en este primer miércoles del mes de marzo, porque será una jornada relevante para muchas familias y comunidades al iniciarse oficialmente el Año Escolar 2022, luego de 24 meses de una severa pandemia. 

Se sabe que Chile está en deuda en materia de salud mental, sin embargo parece que niños y jóvenes son los grandes olvidados en esta materia. ¿Tiene el mismo diagnóstico general? 

–– Por supuesto que lo comparto. Diría que en la actualidad se habla un poco más sobre estos temas, pero indudablemente que los niños son postergados. De hecho, algunos dudan que los niños puedan llegar a tener problemas de salud mental y esa es una evidencia más de una cultura “adultocéntrica”. 

La gente no suele ver que en los mismos niños existen temáticas y conflictos muy específicos, las cuales contribuyen a que los niños sean invisibilizados en la práctica. 

Se ha alertado sobre el impacto de la pandemia sobre el aprendizaje escolar, aunque con énfasis solo en términos de la cantidad de aprendizajes. 

–– Eso es seguro. En general los énfasis han estado en el colegio en general, que fue el espacio que los niños perdieron por excelencia, y que es muy relevante porque la escuela tiene un rol de aprendizaje, pero también representa un rol de socialización y este último fue el que se perdió con las cuarentenas y las clases virtuales. 

Hay que pensar que el colegio es el lugar donde los niños más tiempo pasan y, en ese sentido, el haber perdido esa experiencia influye en su desarrollo tanto social como emocional. 

Con las cuarentenas los niños dejaron de ver a sus amigos, dejaron de compartir con sus pares, con sus profesores y el contacto directo, personal. 

¿Y cuál sería la diferencia entre ver a alguien por zoom que en la propia sala de clases o el patio durante el recreo? 

–– Es muy complejo que los niños hayan perdido ese contacto presencial, porque si bien los adultos también tuvimos pérdidas en términos de nuestras libertades, en algún punto podíamos salir, pedir un permiso. De partida, esos mismos permisos o salvoconductos estaban enfocados básicamente hacia el mundo adulto y solo más tardíamente se establecieron permisos para que los niños pudieran salir algunas horas a la plaza, por ejemplo. 

Los niños vivieron una experiencia muy, muy dura respecto a la socialización. 

¿Cómo se reflejaron esas experiencias en la salud de los estudiantes y menores? 

–– Ello derivó en episodios de angustia, en crisis importantes. Más aún, ver a los padres llegar a la casa con más angustia también hizo que la confianza y seguridad familiar se pudiera en juego durante los confinamientos por pandemia. 

Yo diría que los niños fueron los más afectados, derechamente. 

Asumiendo como una realidad el daño en el sueño, al estado de ánimo, a la falta de ejercicio, al exceso de comida, en la falta de socialización, ¿qué impacto pudo tener en los aprendizajes escolares ese conjunto de alteraciones? 

–– Hay dos elementos. Uno es el cambio en el método de aprendizaje de uno presencial, dinámico, con el profesor al frente y podemos afirmar que esa modalidad se perdió en los últimos dos años. 

Pero, sabemos que un buen aprendizaje se tiene que dar en un contexto emocionalmente estable porque el escenario inverso pone al cerebro en alerta y, por lo tanto, esa alteración no le va a permitir al niño y la niña aprender o asimilar de la misma manera. Esto está muy estudiado y se ha comprobado, por ejemplo, que los niños abusados o víctimas de bullyng no aprenden de la misma manera a partir de estar afectada su área emocional. 

¿Existe la posibilidad que quienes no integraron una cantidad importante de contenidos, tal vez hayan elaborado estrategias emocionales o construido otros aprendizajes y de los cuales aún no registros científicos por ahora?  

–– Bueno, estamos recién tratando de salir de esta pandemia, entrando tal vez a una guerra mundial y, claro, como sociedad estamos en una fase muy reciente. 

Ahora, hay que considerar que en los niños todo es aprendizaje, ellos están en permanente desarrollo y podríamos concluir que tal vez los niños se adaptan de alguna manera estas situaciones. Probablemente con el tema de la digitalización que se produjo en ellos, vamos a entender en el futro cómo esto afectó la manera como los chicos se relacionan. 

…Un aprendizaje que algunos adultos han tomado para ejercer “mejores” castigos hacia los menores. 

–– Sí, se ve mucho eso de los papás que dice ‘te voy a cortar el celular o la internet por este motivo, porque no puedes estar todo el día ahí’. 

Los adultos, de partida, deben entender que ése es el mundo de socialización de ellos, niños y adolescentes, ahora. 

Lo que para nosotros fue la plaza o la calle, para los niños y niñas es el espacio digital, las redes sociales que se vive a través de equipos celular y computadores. 

Por eso, quitarle estas dos herramientas a un hijo, a una hija, es encerrarlo en su pieza y que no vea ni interactúe con nadie. 

Además, en un momento en que la socialización es tan escasa y tal vez más complicado todavía. Todo eso vamos a tener que observarlo muy atentamente tanto los especialistas, como los profesores, padres y adultos. 

Indicadores Económicos
Jueves 29 de Septiembre de 2022
  • UF: $34.244,61
  • Dólar: $971,14
  • Euro: $945,42
  • IPC: 1,20%
  • UTM: $59.595,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.