logo diario longino

Los antiguos iquiqueños somos todos changos

Compartir por RRSS :


Dr. Bernardo Muñoz Aguilar, antropólogo social, Universidad de Tübingen,
Alemania
Profesor de Historia, Geografía y Educación Cívica, Universidad del Norte,
Antofagasta

Los changos se ubican geográficamente desde el sur del Perú hasta la región de
Coquimbo en Chile. Pero me interesa hablar de los changos de Iquique. Donde he
vivido yo, vive mi padre, mi familia y mis amigos. De aquellos changos que poblaron
este territorio desde Pisagua hasta el río Loa y más allá. De aquellos que hicieron de
las pieles de lobo marino sus mejores amigas para navegar.

De aquellos que dejaron sus anzuelos y arpones arqueológicos en las explanadas
costeras. De aquellos que tomaban la sangre de los lobos marinos por eso su color
enrojecido, según lo indican diversas versiones de estudiosos en dichas materias. De
los mismos que nos enseñaron los ritos a los changos modernos, a los que habitamos
las costas actuales y las recorremos buceando, pescando, mirando sus atardeceres.
De aquellos que, como mi padre, Raúl Choque, Samuel Rodríguez, Varela, los
Guerrero padre e hijo, Charles y Carlitos, que enseñaron el buceo por generaciones en
Playa Blanca. A este mismo Carlos hijo que se casó bajo el agua y que ahora no caza
más y solo realiza fotografías de la vida bajo el mar, como un tributo a este y que por
sus cualidades marítimas acompañó a Nuño en diversas filmaciones en el litoral del
norte grande.

De aquellos changos que nos hemos nutrido de los erizos, pejeperros, achas,
lenguados, mulatos, cabrillas tomoyos, jureles que, bañados gentilmente por la
corriente fría de Humboldt, pueblan los sueños de los changos iquiqueños.
Saludo a mi primera jerguilla cazada en pozo toyo, a mis primeros piqueros en los
baños de la Serena, a los baños nocturnos en el canal de primeras piedras, a los saltos
del tablón en la poza de los gringos en primeras piedras, llena de erizos negros.
Tampoco puedo olvidar a los cientos de cangrejos y lenguas de erizos que deglutí con
pasión, a las fabulosas achas que cazó mi padre. A las extintas concheperlas que
sacábamos en el balneario de Cavancha y que posteriormente adornaban nuestros
trajes de baño.

Saludo a todos los changos que durante el verano instalan sus campamentos a lo largo
de los noventa kilómetros de costa que poseemos. Cada playa tiene sus atractivos y
sus adeptos, desde grandes y peligrosas olas y roqueríos hasta largas playas de arena
blanca para elegir.

Naturalmente que existen malas costumbres de algunos veraneantes que traen consigo
basura y contaminación de todos los tipos, lo cual ha disminuido la calidad del veraneo de las antes prístinas arenas y aguas y es muy difícil convivir con estas conductas de changos y de los que no lo son.

Dicen que los iquiqueños aprendemos a nadar antes que a caminar. Por estos motivos
es que los niños pronto se están aventurando en el agua y viven en sus playas largos y
bellos veranos.

Saludo al buceo infantil de mis hij@s Antonia Luna y Simón Antai, al sol de mar que
divisamos con mi hija Antonia Luna en Playa Blanca cuando aún nadaba con alitas. A
los atardeceres maravillosos en las playas de Iquique, a los amores en tus playas.
Todos somos changos.

Indicadores Económicos
Viernes 21 de Junio de 2024
  • UF: $37.538,11
  • Dólar: $927,92
  • Euro: $996,80
  • IPC: 0,30%
  • UTM: $65.770,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here <a href="https://diariolongino.cl/wp-admin/admin.php?page=element_pack_options#element_pack_api_settings">element pack settings</a> to show your map correctly.

logo diario longino

Ingresar

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.