logo diario longino

Consejera Regional, Camila Navarro: “Tarapacá tiene una brecha antigua en materia de profesorado que solo aumenta”

Compartir por RRSS :


A la falta de cupos para alumnos, ahora se suma la enorme carencia de
profesores en Tarapacá. “Tampoco los jóvenes quieren estudiar una carrera
que se visualiza como muy demandante; más aún si se trata de ejercer en
zona extrema ni rural”, sostiene la autoridad electa y vicepresidenta de la
Comisión de Educación del Gobierno Regional.
Isabel Frías
Periodista U.C.
Las últimas semanas, y cuando ya comienza a finalizar el Año Escolar 2022, la atención
pública se ha ido concentrando en la falta de cupos para los niños y niñas de la región.
Sin embargo, los estudios más avanzados y consolidados hablan que hace diez años que
acá cada vez existen menos personal docente, que enseñe e imparta en el aula.
En ello están pensando a nivel del Gobierno Regional y el próximo año se realizarán
diversas actividades para repensar cómo revertir el panorama: Esta información la
recogimos con Camila Navarro Pino, CORE y vicepresidenta de la Comisión de Educación
de ese organismo.
“Hay varios factores y, en términos generales, el primero que veo en este fenómeno es
que ha habido una baja en torno al ingreso de jóvenes secundarios que opten por las
pedagogías como carrera profesional”.
¿Y ese desinterés por estudiar pedagogía de dónde viene?
– Eso se relaciona con un estigma social importante con respecto al rol del profesor o
educadora que pasa por los sueldos –lo cual ha ido cambiando con el tiempo– junto a otro
elemento que no se ha modificado como es la percepción de la sobrecarga laboral.
¿Se ve la docencia como sobrecargada de trabajo?
– Por supuesto, porque los mismos estudiantes lo ven sus propios profesores y docentes.
A esto sumemos que en los últimos dos años ha sido todavía más complejo el rol de esta
actividad que están vinculados a sobrecarga de estudiantes y presiones en la calidad de
salud mental.


La gente sabe que estudiar pedagogía es una carrera de vocación, porque no se
desempeña en un horario laboral como el resto, sino que se lleva “pega” para su casa
después de sus horas en el colegio o liceo y esto es constante e incluye los fines de
semana.
¿Tienes tal vez una multiplicidad de roles?

– En efecto. Un profesor o una profesora no solo cumple con el deber de enseñar, sino
que tiene que hacer mucha contención a alumnos también estresados y con sus
problemas sociales.
Ahora, si me preguntan a mí, encuentro que a este escenario hay que sumarle la oferta
programática que tenemos puntualmente en la región de Tarapacá, donde no contamos
mucha variedad de oferta académica ni variedad de casas de estudios. En la Universidad
Arturo Prat siempre ha estado la amenazada del cierre de las carreras de pedagogías, la
matrícula sigue siendo muy baja.
¿Existen falencias en esa área entonces?
– Es decir, tenemos tres universidades que imparten la carrera de pedagogía, pero no
están todas las asignaturas. Por ejemplo, en Tarapacá no existe la carrera de Historia,
simplemente no existe.
Para subsanar esta brecha, tenemos que recurrir a profesores de Historia de otras regiones: No
voy hablar de porcentajes, pero es evidente que mucho profesorado que se desempeña acá
simplemente no es de nuestra región.
¿Cree que estas carencias de profesores se replican en las localidades del interior de Tarapacá?
– En el interior la carencia es de todas las profesiones, que se da el fenómeno de carencia
y brecha, pero aún más que el resto porque implica un sacrificio mayor trabajar como
docente en la ruralidad.
El tema de la distancia y la falta de algunas comodidades se hacen patente en comunas
como Colchane, Huara o Pozo Almonte respecto de Iquique y de Alto Hospicio, que
también están afectadas.
Hay que considerar que se trata de un trabajo tan demandante que se hace
imprescindible que el profesor o profesora debe trasladarse a vivir a la localidad y ello
implica una apuesta familiar y personal mayor. No creo que esto cambie hasta que no se
vuelva a valorar el rol docente como ente decisivo en la transformación de la sociedad,
sinceramente.
¿La ubicación geográfica de Tarapacá también sería un factor adicional?
– Sí, porque se sabe que las zonas extremas siempre hay más carencia de profesionales y
eso incluye la oferta de profesores y profesoras.
¿Se conversa esta brecha en el Gobierno Regional está grave carencia docente?
– Nosotros en el CORE y el Gobierno Regional tenemos muy pocas competencias para
abordar un tema tan crítico, pero el próximo año comienza un proceso participativo para
pensar el Desarrollo Regional y allí se abordará porque se trata de pensar Tarapacá de
aquí a 10 años y para efectuar esa tarea es relevante y estratégico saber cómo vamos a
encarar la falta de carencia de carreras de pedagogías y de profesionales del área.
Ahí tendremos la oportunidad para pensar sobre cuál es el sello que queremos imprimirle
a nuestra región, porque de ahí se diseñan después la gestión de recursos de todo tipo.
¿Qué habría que hacer de aquí a 10 años?

– Tenemos que mejorar las mallas curriculares, de partida y la oferta académicas y
programáticas también de manera decidida. De lo contrario no podremos terminar con
una brecha antigua y que solo se profundiza más y más.

Indicadores Económicos
Jueves 26 de Enero de 2023
  • UF: $35.270,45
  • Dólar: $803,68
  • Euro: $875,66
  • IPC: 0,30%
  • UTM: $61.769,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.