logo diario longino

 Cómo superar el deterioro muscular que deja el covid-19 y la pandemia

Compartir por RRSS :

Quienes ya sufrieron la enfermedad debieran recuperar la masa muscular
por un lado y reforzar su sistema inmune, por otro. Parece sencillo,
pero la clave está en seguir las recomendaciones médicas y
científicas que realmente resultan eficaces para recuperar el estado
físico y anímico.   

 Isabel Frías  

 Periodista U.C.  

 Después de pasar una infección respiratoria la alimentación que
deberíamos seguir tendría que ser acorde con nuestro estilo de vida y
recursos. Sin embargo, en el caso de los estragos que deja el covid-19
sobre el cuerpo humano resulta algo compleja, porque se da en varios
frente y muchos de ellos invisibles a simple vista.  

 Existen básicamente dos grandes grupos de afectados y, por tanto, dos
grandes tipos de estrategias: Una destinada a quienes estuvieron
hospitalizados e incluso intubados, y otra que deben aplicar quienes
presentaron síntomas leves.  

 Desde un punto de vista fisiológico, la pérdida de tejido muscular
–sea en una persona activa o sedentaria– puede provocar problemas de
movilidad y equilibrio en el largo plazo, además de desencadenar otras
afecciones, aunque la primera es que el o la afectada notará que
tenderá a subir de peso, a acumular grasa en zonas complejas y ello es
porque la quema de calorías se ralentiza; o sea, contar con masa
muscular activa el metabolismo y procesa mejor todos los nutrientes.  

 Las personas con problemas persistentes deben buscar la ayuda de un
médico o fisioterapeuta, pero existe una lista de cosas que se pueden
hacer para recupera la forma física.  

 EL PRIMERO DE 5 PASOS   

 El primer escalón para retomar los músculos perdidos es hacerse una
rutina de actividades diarias don miras a que en todas ellas se piense
en un cuerpo moviéndose por sí mismo. Dentro de los ítems que deben
ser incorporados están: Dejar el ascensor y usar las escaleras,
realizar compras caminando, bajarse de la locomoción pública varias
cuadras antes del domicilio y desplazarse por lo menos unos 30 minutos
al día con un ritmo de caminata constante y sostenido.  

 El segundo paso es ocuparse de tener una mejor hidratación, en un
consejo que va dirigido en especial a las mujeres y a las personas de la
tercera edad: El sexo femenino por razones culturales se acostumbra
desde niña a no tomar líquidos, en tanto los adultos mayores pierden
el sentido de la sed y van perdiendo la costumbre tanto de hidratarse
como de realizar actividad física diaria.   

 La importancia del agua parece obvia pero siempre resulta útil
recordarla: El cuerpo humano está compuesto entre un 50 a 70% por este
elemento, vital para desarrollar los procesos metabólicos, incluido la
generación de tejido muscular.  

 El tercer reto es, de frentón, ejercitar ciertos músculos del cuerpo.
Si bien el primer punto fue enfatizar la movilidad (que dan las
piernas), la enfermedad del covid-19 afecta el área bronquial y
pulmonar, que representa un área la cual no se mueve ni mucho ni
tampoco de la forma correcta, porque la vida actual está llena de
actividades que tienen a mantener rígidas la parte superior del pecho,
cuello y bíceps, en los brazos.  

 Si no se puede ir al gimnasio y contar con el apoyo de un experto o
training, a las personas se les recomienda lo siguiente: Abrir y cerrar
puertas (ojalá de material robusto), cargar bolsas de compras con 1
kilo en cada una de ellas, con el resguardo de mantener la columna: Esto
no es poco, debido a que los servicios “de entrega a domicilio” y
comprar en línea por internet, que aumentaron durante la pandemia,
llevó a millones de personas a abandonar tarea que implicaban la
saludable práctica de mover el cuerpo y mantener sus músculos.  

 COMIDA Y ALGO MÁS  

 El cuarto paso es poner atención y mucha programación a la comida.
Acá es importante entender que no existen alimentos que por sí solos
aumenten la masa muscular, sino que la alimentación equilibrada implica
abastecerse de una amplia gama de nutrientes, los cuales en conjunto
favorecen que puedan aumentarse los músculos.   

 Hay que añadir que, como saben todos los deportistas profesionales, es
necesario ingerir de proteínas de buena calidad para tener músculos.
Pescados, legumbres, clara de huevo, carnes blancas y almendras son
buenos ejemplos cómo se potencian estos tejidos del cuerpo a través
del menú diario y que, además, tienen la virtud de reforzar nuestro
sistema natural de defensas.  

 Finalmente, el quinto paso es comenzar a desarrollar –en algún
momento– una rutina de activación corporal, con fecha, horario,
número de secuencias, lugar y ropa adecuada tendiente a consolidar una
rutina de actividad física ya más formal. O sea, salir a trotar alguna
distancia equis, establecida previamente, es la mejor formar de aumentar
no solo los músculos: También se estará apostando por elevar el
bienestar personal.  

Indicadores Económicos
Miércoles 25 de Mayo de 2022
  • UF: $32.577,11
  • Dólar: $829,59
  • Euro: $886,31
  • IPC: 1,40%
  • UTM: $56.762,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.