logo diario longino

61% de las personas no logra desconectarse del trabajo en vacaciones

Compartir por RRSS :
  • El último estudio focalizado de la Mutual de Seguridad determinó que este 2024 un
    42% de los trabajadores tomarán dos semanas de descanso y apenas un 20% optará por
    las tres semanas legales. Quienes no saldrán de vacaciones aducen razones económicas.
    Isabel Frías
    Periodista UC
    Estos dos meses previos a marzo es el período que la población chilena destina a
    programarlo para vacacionar, de manera preferente en alguna localidad del litoral o en
    algún paraje campestre. La idea central es, por supuesto, relajarse de las actividades
    habituales y hacer uso de las vacaciones que todo trabajador y trabajadora tiene derecho,
    ya sea que cuente con un contrato de trabajo formal o no, dado que dicha regalía nace de
    la necesidad física de tomar distancia de las actividades cotidianas además de promover el
    equilibrio en la salud mental.
    Consciente de ese vínculo fundamental entre trabajo, vacaciones y calidad de vida, por
    estas semanas se conocen antecedentes interesantes de la cuarta versión de un estudio
    que desarrolla la Mutual de Seguridad denominado “Radiografía de las Vacaciones de
    Trabajadores Chilenos”, y que en esta ocasión ha aportado aristas diferentes a la de años
    anteriores.
    JÓVENES MÁS AFECTADOS
    Aplicado a hombres y mujeres entre 18 y 54 años a fines del 2023, la investigación abarcó
    a residentes de las zonas norte, sur y centro de Chile, el primero de hallazgos fue
    constatar que el 61% de las personas encuestadas declara que “no logra una desconexión
    total del trabajo en sus vacaciones”. De este porcentaje, un 23% confiesa que sigue
    “altamente conectado con su trabajo en su principal período de descanso anual”. 
    En esa línea, de todas las respuestas recabadas, el sondeo de la Mutual de Seguridad
    recoge que aquellos que logran desconectarse mejor son las personas cuya condición
    socioeconómica se encuentra entre los grupos más favorecidos, como son los que están
    en la parte alta de la pirámide e identificadas como ABC1 y C2, que corresponde a estratos
    altos y medios-altos.
    De manera paradojal, es también en ese segmento donde un grupo comparativamente
    menor encumbrado en el 24% se mantiene con altos niveles de conexión durante el
    período vacacional, en un fenómeno que afecta de manera preferente a gente joven entre
    los 18 y los 29 años de edad.
    Entre las preferencias de las y los trabajadores, el lapso de tiempo preferido este año para
    descansar es el de dos semanas, con un 42%, versus un 35,3% durante 2022. El siguiente
    más solicitado es el de una semana, con 21% (en 2022 fue de 25%). En tercer lugar, se
    ubican las tres semanas como periodo escogido para vacacionar, con 20%, mismo
    porcentaje consignado durante el año 2022.

En términos sanitarios, este sondeo arroja que un 78,8% de los trabajadores asegura que
los días de descanso tuvieron “un efecto positivo en su salud y bienestar”, cifra que sube
al compararse con el año anterior cuando se incrementó un 2%.
Siendo la ansiedad y la depresión dos patologías que afectan a una parte importante de la
población mundial, el estudio confirma la disminución en el porcentaje de encuestados
que no toma vacaciones hace más de un año (de 49% a 32%).
Respecto de este verano 2024, un 55% de las personas encuestadas dice haber planificado
tomar vacaciones, y entre quienes no lo harán, se entrega como motivo o razón
fundamental las consideraciones económicas (46%).
Esta última cifra ha aumentado más de un 10% respecto a 2022, cuando llegó a 35%. En
tanto, algunos entrevistados afirman preferir “guardar el dinero para otras necesidades
que puedan surgir”, mientras un 34% aseguró que no tener planificado “nada en especial”
y “duda en poder hacerlo”.
Más atrás, con 25% de las opciones, están aquellos que se desempeñan de manera
independiente y argumentan que no pueden tomar vacaciones ya que, si se las toman,
dejarían de tener ingresos monetarios.
¿VIAJAR ES DESCANSAR?
La primera imagen que se asocia a las vacaciones es al concepto de viaje y nuevas
aventuras. Sin embargo, dicha idea está fuertemente influida por el marketing implantado
en las últimas tres décadas: lo concreto es que desde las especialidades científicas y
clínicas se sabe que -en la vida real y concreta de las personas- existen muchas más
formas de descansar, relajarse y desconectarse, muchas de éstas sin vincularse a traslados
o desplazamientos en transporte aéreo, marítimo o terrestre sino en “dejar de realizar la
actividad habitual y reemplazarla por otras diferentes”.
En ese punto, la radiografía de la Mutual de Seguridad determinó que las personas
consideran variados usos destinados a los días libres de las vacaciones estivales. Los
encuestados señalaron, respecto a la distribución de ese tiempo vacacional, que
asignaban en promedio un 31% para “descansar y relajarse” como la principal actividad.
En segundo término, se situó un 22,7% que apuntó a “conocer nuevos lugares y recorrer”,
mientras que en el tercer lugar aparece “pasar tiempo con los hijos”, registrando un 20%
de las preferencias. Le siguen, pasar tiempo con amigos (7,5%), realizar diversas tareas
domésticas pendientes (6,8%) y practicar deportes llega a 4%. 
Finalmente, la cuarta edición de la Radiografía de las Vacaciones de Trabajadores Chilenos
también indagó sobre los “cambios de hábitos que se producen estar fuera de la rutina del
trabajo”, estableciendo que estas actividades son lideradas por las opciones “comer
afuera con más frecuencia” (56%), seguido de “mayor ingesta de refrescos, bebidas con
cafeína y jugos embotellados” (32%) y en tercer término está permitirse “tomar alcohol”.
Haciendo un rápido análisis de estos reveladores resultados, Cinthia Ríos, jefa de
Psicología de seguridad y salud de la Mutual de Seguridad afirma que este estudio “nos
muestra que hoy los trabajadores nos encontramos más cansados que en años
anteriores”, lo cual puede observarse a su juicio en que, por ejemplo, “tenemos personas
altamente conectadas a través de sus celulares al trabajo, lo que dificulta la desconexión

en el hogar, o por ejemplo personas que teletrabajan, presentan mayores dificultades de
desconexión, ya que los límites entre el trabajo y el hogar ahora están difusos”, sostiene.

Indicadores Económicos
Sábado 20 de Julio de 2024
  • UF: $37.593,51
  • Dólar: $940,15
  • Euro: $1.024,69
  • IPC: -0,10%
  • UTM: $65.967,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here <a href="https://diariolongino.cl/wp-admin/admin.php?page=element_pack_options#element_pack_api_settings">element pack settings</a> to show your map correctly.

logo diario longino

Ingresar

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.