logo diario longino

Día de la Madre

Compartir por RRSS :


Natalia Salgado Académica Carrera de Psicología Universidad de Las Américas Sede Concepción
En la práctica ser mamá se traduce en un cúmulo diverso de responsabilidades puestas e
impuestas en una sola persona al asignarle ese título. Y es justamente esto lo que se romantiza: el
sacrificio, abnegación y completa entrega, pues al tener un hijo nos transformamos en el mundo
completo de un pequeño ser que hemos traído al mundo gracias al milagro de la vida, lo cual es
indesmentible.
Al ser madres, aceptamos este desafío muchas veces llenas de ansiedad, callando nuestros
temores, culpándonos por sentir cansancio o frustración. Ello, acompañado de esa constante voz
que cuestiona si somos lo suficientemente buenas, si estamos entregando el suficiente afecto o si
estamos promoviendo el apego correctamente, y también de esas voces externas como las
críticas, porque todos tienen opiniones de cómo debiese ser la persona que cumple este rol.
Ser madre es estar en el medio del huracán de expectativas internas y externas, de necesidades
propias y familiares, de la diversidad de roles que tratamos de manejar en paralelo (pareja,
trabajadora, mujer). Es una experiencia enriquecedora y llena de aprendizaje donde no debemos
olvidar que, antes que todo, somos personas, no diosas. Por eso, en este periodo caóticamente
hermoso debemos ser conscientes de la necesidad de un equilibrio dinámico, no estático ni rígido,
entre nuestros distintos roles, entre cuidar y cuidarnos.
No existe una receta única, pero espero que estas ideas sirvan. Siempre se debe recordar que una
es importante por quién es y no solo por ser madre, eso está bien y una hace lo mejor que puede
con los conocimientos, energías y oportunidades a la mano y, aunque siempre se puede aprender,
no es justo que una se trate mal ni pensar que se es la peor.
Si en algún momento nos sentimos cansadas, debemos detenernos y cuidar de una misma, a veces
no contamos con el tiempo o los recursos que quisiéramos, pero si nos fijamos bien, siempre
encontraremos esos espacios pequeños y efímeros que nos harán sentir feliz o en calma, debemos
recordarlos y replicarlos siempre que podamos. Si la vida se pone cuesta arriba y las energías se
vuelven escazas debemos detenernos un momento, bajar la velocidad y pedir ayuda (a los
cercanos, a instituciones, a profesionales), esto no nos hace menos capaces, sino alguien
consciente de sí misma, que conoce sus límites y desea estar mejor.
Ser madre es difícil, pero tiene un montón de beneficios. Cuando todo se salga de control o nos
sintamos ahogadas, cerremos los ojos y recordemos esos momentos donde sonreímos y, a pesar
de todo, sentimos que todo ha valido la pena.

Indicadores Económicos
Viernes 14 de Junio de 2024
  • UF: $37.511,88
  • Dólar: $919,49
  • Euro: $987,42
  • IPC: 0,30%
  • UTM: $65.770,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here <a href="https://diariolongino.cl/wp-admin/admin.php?page=element_pack_options#element_pack_api_settings">element pack settings</a> to show your map correctly.

logo diario longino

Ingresar

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.