logo diario longino

“Aquí hay un alma que dice: hay que destruir todo lo privado”

Compartir por RRSS :

Fulvio Rossi de Amarillos y el debate en el gobierno sobre el fin de las
isapres:

El expresidente de la comisión de salud del Senado y actual integrante de la
comisión política y el equipo de salud de Amarillos, dice que el fallo de la Suprema
sobre las tablas de factores fue producto de la inacción de los actores políticos del
sistema, pero que éste no debe aprovecharse para dejar caer a las isapres sin medir
el colapso que esto provocaría en el sistema público. “Soy partidario de que haya
una ley corta mientras se discuten las reformas estructurales que hay que hacer”,
dice.

“Este es un gobierno tremendamente sobre ideologizado”. Fulvio Rossi
Ciocca, 52, médico, ex PS, ex presidente de la comisión de Salud del Senado y
actual miembro de la comisión política y del equipo de salud de Amarillos, analiza
el futuro de las isapres tras el fallo de diciembre de la Corte Suprema, que
estableció que las aseguradoras privadas de salud sólo podrán utilizar las tablas
de factores de riesgo de la Superintendencia de Salud de 2019, algo que según
éstas amenaza su supervivencia.
 
-¿Fue un fallo adecuado el de la Suprema o se inmiscuyó en un área que
debiera ser materia de ley?

 
-Yo creo que, lamentablemente, muchas veces los tribunales de Justicia hacen la
pega de la política. Evidentemente que las materias regulatorias en el ámbito de la
salud, sea pública o privada, son propios del poder Ejecutivo y legislativo. Pero
lamentablemente en esta materia hay que reconocer que ha habido mucha
indolencia. Es un tema que se arrastra desde hace muchos años en el mundo
político y  en esos casos justamente ocurre este tipo de situaciones en que son los
tribunales los que buscan dar cauce a un problema que debiese resolver el mundo
político, como la tabla de factores o las preexistencias.
 
-¿Fue positivo entonces que interviniera en este escenario?
 
-El fallo es la respuesta, que ojalá nunca ocurriese, a la incapacidad del mundo
político de resolver los temas que le son propios (…). Hoy hay una desregulación y
falta de claridad y certeza respecto de cómo calcular el valor del plan de un
paciente, y eso es lo que debe resolver hoy la Superintendencia frente a la
gravedad de la situación y las consecuencias sociales que puede tener.
 
-Desde que el Presidente Gabriel Boric llegó a La Moneda se habla de las 2
almas del gobierno —Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático—, las

que tienen sensibilidades a ratos contrapuestas.

¿Esto se ha visto reflejado
en el debate por las isapres?

 
-Este es un gobierno tremendamente sobre ideologizado (…). Aquí hay un alma
que dice: hay que destruir todo lo privado, todo lo que sea iniciativa de los
privados tenemos que destruirlo. Pero lo que no sabe esa alma de este gobierno
es que justamente la mitad de los chilenos se atiende en el sector privado…
 
-A diciembre de 2022 las isapres tenían 3,2 millones de afiliados…
 
-Son 3 millones de afiliados solamente, ¿cómo son 8 millones los que se atiende?
Porque, precisamente, por la incapacidad del sistema público en la atención
primaria y de otros niveles de atención hospitalaria, los pacientes recurren al
sistema privado (…) Durante la pandemia el 60% de los pacientes se atendió en el
sector privado; el 60% de las camas críticas.
 
Aquí claramente el sector privado ha cumplido un rol muy importante desde el
punto de vista social para los pacientes Fonasa, entonces la crisis del sector
privado no es sólo un problema que aflige a los que son afiliados. Y uno
desprende de las declaraciones del director de Fonasa en su minuto, que el
mensaje es tratemos de destruir el sector privado.
 
-¿Qué efectos tendría el cierre de isapres?
 
-El efecto es que las circunstancias que deben darse para que un afiliado a una
isapre que quiebra tenga la posibilidad de acceder al mismo plan, a la misma
cobertura, con los mismos costos, es bastante baja. Eso es lo primero.
 
-¿Quedarían dependientes de los seguros complementarios?
 
-Los seguros, porque se crearían seguros de segundo piso, dan respuesta
solamente a cerca de un tercio de la población que hoy se atiende en el sector
privado. Porque hay dos tercios que, ya sea por razones económicas o por
razones de prexistencias, enfermedades crónicas o por edad, no van a poder
acceder al seguro complementario. Y por lo tanto van a migrar.
-¿Y Fonasa tiene capacidad para absorber esa migración?
-No tiene ninguna capacidad de absorción. Fonasa es de hecho un seguro muy débil (…). El
hecho que lo refleja de mejor manera es que hoy casi la mitad de los chilenos se atiende en
el sector privado. Hay una gran cantidad de pacientes del sector Fonasa que no se atiende
en el sector público, porque las listas de espera son interminables y de alguna forma el
sector privado resuelve las listas de espera que están en el sector público. Un 70% de los
pacientes que atiendo (en Red Salud) son de Fonasa, que se operan en el sector privado, a
bajo costo. Y si eso dejara de existir, el colapso del sistema público sería completo.

-Ahora, es sabido desde la campaña que parte del gobierno es crítico del sector
privado. ¿El problema entonces es solo la estatización o la forma en que esto se lleve a
cabo?
-Habrá un alma que quiera destruir el sector privado, pero incluso, si quisiera destruirlo,
cualquier persona seria lo hace a través de una reforma, que puede ser muy profunda, muy
estructural, pero con la gradualidad necesaria justamente para evitar estas consecuencias
que estoy describiendo. Pero resulta que aquí hay un gobierno con muy poca experiencia,
un gobierno con mucha dificultad para gobernar, con muchas personas que no tienen las
capacidades en los cargos que ocupan y tanto es así que el Frente Amplio ha tenido que
recular de su ideario original y fichar en cargos clave a personas de la Concertación, que
creen en la focalización, la gradualidad y en las reformas bien pensadas y bien hechas.


-¿Cuál es su prognosis entonces? ¿Cuál de las 2 almas se impondrá en el debate por la
salud?

-Yo espero que finalmente se imponga el alma social, de hacer las cosas bien y pensar qué
es lo mejor para los chilenos y chilenas, y que la Superintendencia resuelva en el corto
plazo el problema. Pero yo soy partidario de que haya una ley corta mientras se discuten las
reformas estructurales que hay que hacer.


Fuente: (EX -ANTE)

Indicadores Económicos
Martes 7 de Febrero de 2023
  • UF: $35.311,37
  • Dólar: $804,79
  • Euro: $862,49
  • IPC: 0,30%
  • UTM: $61.954,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.