logo diario longino

2022 fue un año de alto espesor religioso en Tarapacá

Compartir por RRSS :

Tanto la Romería como la Rompía no aparecen en la programación oficial de las fiestas de La Tirana y de San Lorenzo. Su gran valor radica en que son gestadas y administradas por los propios peregrinos.

Bernardo Guerrero y Francisca Basaure, sociólogos UNAP.

Julio y agosto para los tarapaqueños son meses de un alto espesor religioso y popular. En el primero se realiza la fiesta de La Tirana y en el segundo San Lorenzo. Por razones sanitarias han pasado dos largos años sin celebrarse donde corresponde. Por lo que ambas fiestas se han tenido que relocalizar. El año 2020 fue una fiesta online.

En La Tirana, la fiesta grande no deja ver por diversos motivos una serie de pequeñas celebraciones: bautizos, visitas de bailes ahijados a los bailes padrinos, visita al Cementerio a saludar a sus deudos, etc. Sin embargo, desde fines de los años 80, los músicos han inventado una nueva tradición. En una romería, el día 16, mientras se oficia la Misa de Campaña, parten con sus himnos y marchas rumbo al Cementerio. Alrededor de la tumba de Valentín Bautista Hidalgo Arman un gran círculo y tocan sus instrumentos. Habla Guillermo Contreras, un músico de renombre y querido por todos. Recuerdo a los otros músicos que ya no están. Lo demás está en este libro que presentamos, producto de un seguimiento por muchos años a esta ceremonia. Grabaciones, entrevistas, intercambios de impresiones, preguntas y más preguntas. Parte de la historia de esta Romería, sus tensiones y alegrías combinadas con fotografía, dan cuenta de esta festividad, que se realiza al margen de la iglesia católica. El cementerio, aunque suene paradojal se llena de vida.

No se puede entender la religiosidad popular sin la inventiva e innovación. Y aunque suene de perogrullo, no habría fiesta sin los músicos. Esta romería es un saludo a los que no están, a los que han partido. Participa personas de Arica, Calama, Antofagasta, Copiapó e incluso músicos de Santiago.

Si el mes de julio es café por los colores de la Chinita, agosto es rojo y amarillo por el santo milagroso, san Lorenzo, el Lolo. Doña Gladis Albarracín, nos contaba que la fiesta del Lolo fue fiesta patronal. No se sabe cuándo se convirtió en lo que ahora es, una fiesta popular, sin alférez, sin sistema de cargos: mayordomo, fabriquero, etc. Tal vez con la explotación del salitre empezó a cambiar.

Pero aún queda y en forma renovada una actividad tradicional de la fiesta patronal. Es la rompía del día. Ese tiempo que no es de día ni de noche, pero que se encamina al alba. Hora de saludar al santo, con alegría, con baile y mucha fe. En tiempos de las oficinas salitreras, recuerda doña Gladys, bajaban por la quebrada hombres a caballo haciendo explotar cartuchos de dinamita. El pueblo despertaba y se aprestaba a seguir tributando a Lorenzo.

El Checo es el guía de La Rompía. Pero, no está solo lo acompaña un grupo muy bien organizado de hombres y mujeres. Imponen orden y disciplina. “Nada de dar jugo” esa es la idea. Ya en la tarima se da en forma reiterada el diálogo: «¿A quién venimos a saludar?» exclama y la gente, palabra que sintetiza la diversidad, le contesta con la firmeza de una fe que se nutre de los milagros del Lolo: «A san Lorenzo», gritan como si fuera un estribillo. Y el diálogo es eterno: «A quién venimos a pasear».

Antes del Checo, cuyo nombre es Mario Jesús Copaiva, la función la cumplió Fermín Méndez, quien por los años y salud, le dejó el puesto al Checo. Este ya piensa en quien lo va a reemplazar.

Tanto la Romería como la Rompía no aparecen en la programación de las fiestas de La Tirana y de San Lorenzo, son relativamente autónomas. Y son gestada y administradas por los propios peregrinos. Son dos fiestas que tienen varios denominadores en común. Por lo mismo constituyen la unidad de este libro, destinado a quienes hacen posible que la religiosidad popular esté más vigente que nunca. Y que el Covid 19, no sea más que un lamentable paréntesis.

De allí que el libro que presentaremos en la Fundación Crear, el miércoles 31 de agosto se llame “Recordar y Celebrar”: Lo primero como ya ha sido dicho, a los músicos que han partido como Cadima y Susano, entre otros y celebrar al Lolo, el santo amigo, el compadre, el compinche, el leal, al que hay que cumplirle, el santo de la diversidad y de la inclusividad.

Indicadores Económicos
Miércoles 1 de Febrero de 2023
  • UF: $35.290,91
  • Dólar: $804,28
  • Euro: $873,08
  • IPC: 0,30%
  • UTM: $61.769,00
Clima
Publicidad
Últimas Noticias
Facebook
Twitter

Please set your twitter API settings from here element pack settings to show your map correctly.

logo diario longino
Cambiar Contraseña

Ingrese su dirección de correo electrónico o nombre de usuario. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.