Esteban Paredes no ha podido materializar su influencia en los partidos que ha disputado Colo Colo desde que superó la fase de grupos de la Copa Libertadores. El delantero bajó su rendimiento y, en los dos partidos contra Corinthians en los octavos de final, así como también contra Palmeiras en la ida de los cuartos, el ariete ha tenido opacas presentaciones y ha estado lejos de cualquier protagonismo.

Contra el Timao, en la ronda de 16 mejores, el experimentado delantero estuvo lejos del área y contó con pocas opciones. Y aunque en la ida, donde los albos se impusieron 1-0 con gol de Carlos Carmona, se asoció de buena manera con Valdivia y participó activamente de la generación de juego, en la revancha su presencia pasó prácticamente inadvertida.