Cerca de la mitad de los internautas del mundo están concentrados en dos países. Paradójicamente, esas dos naciones albergan también el mayor número de personas sin acceso a internet.

China e India son, según Naciones Unidas, “los mayores mercados de internet del mundo”.

El primero tiene 721 millones de usuarios y es el país donde más smartphones se fabrican. Es también uno de los que aplican con más fuerza la censura en la red, un hecho que complica las cosas para los gigantes de internet de Occidente.

  • “Un carnaval en línea”: lo que el uso de internet en China nos dice sobre nuestro propio futuro

Por otra parte, India tiene unos 400 millones de internautas. Un número grande. Pero si se pone en perspectiva disminuye rápidamente: apenas representa una cuarta parte de las más de 1.300 millones de personas que viven en el país asiático.

El resto no puede conectarse. Es la mayor población offline, según datos de 2016 del Banco Mundial.

Pero eso es una buena noticia para las multinacionales tecnológicas porque la oportunidad de crecer es inmensa: se espera que para 2021 la población digital en India supere los 630 millones de internautas.

“India es un mercado emergente. Por eso muchos gigantes de la tecnología están desarrollando proyectos para llevar internet al país”, le contó a BBC Mundo Francisco Jeronimo, investigador jefe en la consultora IDC para comunicaciones móviles.

Facebook, Google, Samsung y Microsoft son algunas de las firmas globales que tienen los ojos puestos en India.

La carrera empezó hace tiempo pero todavía no tiene un claro ganador. De hecho, algunos tuvieron que retirarse antes de tiempo.

El proyecto fallido de Facebook

Uno de los primeros proyectos para llevar internet a India fue liderado por Facebook, cuenta Jeronimo.

Se trata de Free Basics (antes conocido como Internet.org) , un plan en colaboración con operadores de telefonía con el que la red social ofrece acceso gratuito a varios sitios web a través de una aplicación móvil.

“La mayoría del mundo no tiene acceso a internet. Esta iniciativa liderada por Facebook pretende llevar internet y los beneficios de la conectividad a la parte del mundo que no los tienen”, se lee en su sitio web.

El plan fue lanzado en 2013 y ha sido implementado con éxito en más de 40 países de todo el mundo, entre los que se incluyen República Dominicana, Honduras, Panamá, México y Perú.

Pero en otros lugares -como Egipto, Myanmar o India- no logró salir adelante y recibió amplias críticas.

“Free Basics debería ser prohibido en todo el mundo”, dijo el periodista y activista digital indio Nikhil Pahwa, uno de los que impulsó en 2016 la prohibición realizada por el organismo regulador de las telecomunicaciones en India (TRAI).

“Facebook creó esta elección engañosa entre el acceso y la neutralidad de la red”, le contó a la revista The Wired.

Otros, como la activista digital Ellery Biddle, de Gobal Voices, lo llamó“colonialismo digital”.

Mark Zuckerberg, el fundador y director de Facebook, se defendió. “Todas las personas en el mundo deberían tener acceso a internet”, escribió en la red social.

La iniciativa de Mark Zuckerberg fue tildada de “colonialismo digital”.