Es el ciclón tropical más fuerte que se registra este año en el mundo.

El supertifón Mangkhut tocó tierra en la provincia nororiental de Cagayan, en la isla de Luzón (Filipinas), a las 1:40 hora local del sábado (17:40 GMT del viernes) con ráfagas de viento de hasta 305 kilómetros por hora.

El gobierno filipino dijo que 14 personas murieron por el tifón, de categoría 5, que dejó a su paso fuertes vientos, lluvias torrenciales, inundaciones y olas de hasta seis metros, y se estima que en total afectará a unas 4,5 millones de personas, antes de dirigirse hacia el sur de China.

“Casi todos los edificios aquí se han visto dañados, los tejados salieron volando“, señaló Rogelio Sending, un funcionario gubernamental de Tuguegarao, capital de Cagayan, a la agencia Reuters.

Una fotografía del paso de la tormenta por la ciudad de Tuguegarao, en el noreste de Filipinas.

“Hemos recibido reportes de que muchos árboles y postes de luz se cayeron, bloqueando las carreteras, lo que dificulta las operaciones de limpieza”, advirtió.

El supertifón se debilitó tras tocar tierra y se traslada con vientos equiparables al de un huracán de categoría 4.

Las rachas de vientos de Mangkhut son superiores a las del huracán Florence, que dejó al menos 5 muertos y más de 900.000 de hogares sin electricidad en la costa sureste de Estados Unidos, antes de que fuera degradado a tormenta tropical.

  • En imágenes: el impacto “catastrófico” del huracán Florence sobre la costa este de EE.UU.
  • “Comunidades enteras podrían ser barridas”: al menos 5 muertos por el huracán Florence en la costa este de EE.UU.

El segundo mayor nivel de alerta

Las autoridades filipinas evacuaron a más de 13.000 personas de manera previa a la llegada de Mangkhut, que es el 15º que azota Filipinas este año y el peor en el último lustro.

No obstante, algunos residentes prefirieron quedarse en sus hogares para evitar que les robaran, según informa el periodista de la BBC Howard Johnson,desde la localidad de Arparri, en Luzón.

Miles de personas fueron evacuadas y llevadas a refugios como estos.

 

“Los residentes de esta pequeña localidad dicen que han pasado por esto antes: han visto otras tormentas“, explica Johnson.

“Los residentes de esta pequeña localidad dicen que han pasado por esto antes: han visto otras tormentas“, explica Johnson.

Ante el potencial destructor del tifón, el gobierno activó la segunda mayor alerta en cuatro provincias del noreste del país, se cancelaron vuelos, las escuelas cerraron y el Ejército se preparó para posibles operaciones de rescate.

Algunos residentes no abandonaron sus casas por miedo a los robos.

Las autoridades aseguraron que están más preparadas que en 2013, cuando el tifón Haiyan devastó el centro del país y dejó más de 7.000 víctimas entre muertos y desaparecidos. Entonces también se encendieron las alertas de segunda mayor gravedad.

  • Filipinas: autoridades estiman miles de muertos por tifón Haiyán 
  • El más fuerte del año

La tormenta, bautizada Ompong en Filipinas, se desplaza hacia el noroeste a una velocidad aproximada de 35 km/h.

“En cuestión de fortaleza, el tifón Mangkhut es el ciclón tropical más fuerte del año”, destacó la Organización Meteorológica Mundial.

Las autoridades han advertido del peligro de inundaciones y deslizamientos de tierra.

 

Los expertos creen que, según la trayectoria que lleva, el supertifón llegará a Hong Kong el domingo por la tarde.

Las autoridades de esta región administrativa especial de China instaron a los residentes a permanecer a refugio, pues los expertos estiman que puede ser la peor tormenta tropical en golpear el territorio en décadas.

Se espera que Mangkhut vaya debilitándose y se convierta en una depresión tropical para el proximo martes.