Tras la suspensión del amistoso entre Chile y Japón debido al terremoto que sacudió a Sapporo, los jugadores de la Roja comenzaron a pensar inmediatamente en su próximo rival asiático: Corea del Sur.

Precisamente ayer, la delegación chilena arribó a Seúl para preparar lo que será el enfrentamiento ante la flamante campeona de los Juegos Asiáticos. En el aeropuerto, Arturo Vidal fue el jugador más requerido para fotografías y autógrafos sobre camisetas del Bayern Múnich. Su particular estilo, sin duda, no pasó desapercibido para los surcoreanos que se encontraban en el lugar, quienes reconocieron de inmediato al nuevo volante del Barcelona.

Sin embargo, Seúl no iba a ser la última parada de la Selección. Tras el vuelo de tres horas a la capital, la comitiva nacional se dirigió vía terrestre hacia el sur, específicamente a la ciudad de Suwon, donde se llevará a cabo el partido entre chilenos y surcoreanos el martes a las 08.00 horas, en el Suwon World Cup Stadium.

Pese al trajín, Reinaldo Rueda no quiso perder tiempo. Solo pocas horas después de aterrizar preparó un ligero entrenamiento para sus dirigidos cuando el sol ya se había escondido por completo.

La cancelación del partido ante la escuadra nipona -octava finalista del mundo- privó al entrenador colombiano de otra oportunidad para pulir el sello que quiere impregnarle a su equipo, así como la posibilidad de darle rodaje a una oncena de futbolistas que está lejos de ser definitiva.

De lo que sí dispone Rueda es de sus tres mediocampistas con más experiencia: Vidal, Charles Aránguiz y Gary Medel. El otrora DT de Flamengo alineará al Rey por lo menos 45 minutos, juntándolo con el Príncipe y el Pitbull en el centro del campo. Debido a la predilección por los defensas altos, el hombre de Besiktas ya no tiene un lugar en la última línea del equipo.

Por lo mismo, la zaga chilena contaría con Gabriel Arias en el arco; Mauricio Isla, Guillermo Maripán, Enzo Roco y Paulo Díaz. Mientras que en la delantera sumarían minutos Ángelo Sagal, Martín Rodríguez y Ángelo Henríquez.

Hoy, la escuadra bicampeona de América sostendrá por la tarde un nuevo entrenamiento de cara al choque con el conjunto local. A tres días para que se lleve a cabo el cotejo la Selección espera que la naturaleza, ahora sí, permita jugar.