El volante del Barcelona se retiró de la práctica y terminó realizando trabajo diferenciado.

Este miércoles, Arturo Vidal alteró la tranquilidad en la práctica de la selección chilena que dirige Reinaldo Rueda. El “Rey” presentó problemas en su rodilla derecha, la misma que se operó hace unos meses, y debió retirarse del entrenamiento.

Según informó Radio ADN, el jugador del Barcelona abandonó la cancha de fútbol con el kinesiólogo Pedro Oñate y terminó realizando trabajo diferenciado en bicicleta estática.

De todas formas, en su llegada a Sapporo,, Vidal había adelantado que no estaba para jugar 90 minutos por lo que su presencia el viernes ante Japón (7:00 horas de Chile) es una incógnita.