En el fútbol argentino todavía ronda una pregunta, que desde hace años desafortunadamente sigue sin una respuesta clara: ¿por qué Batistuta y Crespo no podían jugar juntos bajo las órdenes de Marcelo Bielsa?

Esa cuestión se hizo más aguda cuando el entrenador argentino no alineó a los dos grandes delanteros juntos, incluso cuando la selección argentina estaba a punto de quedar eliminada de la primera ronda del Mundial de Corea-Japón 2002.

Gabriel Batistuta fue a la cancha como titular y fue reemplazado por Hernán Crespo en el segundo tiempo, quien hizo el gol en el minuto 88 que le dio al equipo el empate pero que no bastó para evitar la eliminación.

Pues esta semana Marcelo Bielsa, quien 16 años después dirige al Leeds United de la segunda división inglesa, decidió pedirle disculpas a Crespo.

Pero no exactamente por no haberlo alineado como titular indiscutible en ese Mundial, cuando estaba en su apogeo como jugador, sino por haberle mentidomucho tiempo atrás.

Lo hizo este jueves durante una rueda de prensa ante los medios británicos.

“Quiero pedirle disculpas públicas a él, porque sé que lo defraudé, confesó Bielsa.

“Fue un grave error que cometí y que no me perdono”, agregó.

Pero, ¿cómo llegó un técnico de la envergadura de Bielsa a pedir perdón ante las cámaras por algo que pasó hace 20 años?

La historia

En medio de la rueda de prensa, el exentrenador argentino intentaba explicar por qué durante el último juego de su equipo, el Leeds, que empató ante el Swansea, no había acudido a un plan B y se había mantenido firme a su plan de juego.

 

El error que cometí con Crespo para captarlo fue decirle
que él era así y en realidad yo no estaba pensando eso”

Marcelo Bielsa

 

Y ahí fue donde comenzó a hablar sobre errores del pasado.

“A mí me tocó dirigir a un gran delantero, que fue (Hernán) Crespo. Que era un jugador muy generoso”, relató Bielsa.

“Me tocó dirigirlo en dos momentos, cuando él estaba madurando y, en un segundo momento, cuando él ya había madurado”, contó.

“Cuando él estaba madurado, yo una vez le dije que lo consideraba un jugador maduro, pero le estaba mintiendo“, aceptó el exentrenador de la selección argentina.

Bielsa dirigió a Crespo desde 1998, cuando tomó la selección, hasta 2004, cuando se retiró sorpresivamente después de ganar la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas.

“Cuando pasó el tiempo y él maduró verdaderamente, yo le dije’qué madurez actual la tuya, no sos el mismo que eras antes’. Él pensó: ‘¿Cómo? Si usted me había dicho antes que yo estaba consolidado. Entonces, usted me engañó. Usted antes me dijo que yo era sólido y usted no pensaba que yo era sólido'”, relató “El Loco”, como se le conoce al estratega.

“No me lo perdonó nunca eso. Y con mucha razón”, agregó.

 

Como nos dijo tantas veces, Marcelo,
hay que manejarse con la verdad, sin engañar al otro”

Hernán Crespo

 

Bielsa anotó que hacía pública estas disculpas para enviar un mensaje a los padres.

“El error que cometí con Crespo para captarlo fue decirle que él era definitivamente así y en realidad yo no estaba pensando eso. Porque él fue recién más adelante como le dije antes que él era”, señaló.

 

La respuesta de “Valdanito”

Después de conocerse las palabras del técnico, el delantero argentino -quien se retiró del fútbol en 2012 en el Parma-, dio a conocer su opinión a través de su cuenta de Twitter.

“Fue una tremenda decepción sentirme engañado por un líder como usted. La tristeza fue tan grande como la estima que yo le tenía”, señaló en el texto.

“Como nos dijo tantas veces, Marcelo, hay que manejarse con la verdad, sin engañar al otro”, agregó.

Crespo fue jugador del Parma de Italia, el Inter, el Chelsea inglés y de River Plate. Con la selección argentina disputó 65 partidos y marcó 34 goles, convirtiéndose en el cuarto goleador histórico de la albiceleste.

Actualmente Crespo trabaja como empresario independiente.

Sin embargo,a pesar de la contundencia del mensaje inicial, Crespo también le señaló a Bielsa que “ya todo está perdonado”.

“Por supuesto, Marcelo, acepto sus disculpas. Ya lo perdoné hace tiempo, si es que debía perdonarlo”, dijo.

Y añadió: “Usted era y es lo suficientemente inteligente como para saber que un jugador no mejora su nivel por una mentira. Si pasara, ese futbolista sería más tonto que inmaduro”, concluyó.