Paul Manafort fue declarado culpable por fraude fiscal, y el exabogado Michael Cohen pactó un acuerdo con la justicia.

Dos de los hombres que tuvieron roles clave en el entorno del Presidente Donald Trump sufrieron un duro revés judicial. El exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort, fue declarado culpable de ocho cargos relacionados con fraude fiscal y el exabogado del mandatario estadounidense, Michael Cohen, se declaró culpable de ocho cargos ligados a evasión fiscal, fraude bancario y violaciones en el financiamiento de campaña.

El juicio de Paul Manafort comenzó a fines de julio, acusado de 18 cargos por fraude fiscal. Y este martes, luego de cuatro días de deliberación por parte del jurado, Manafort fue declarado culpable. El veredicto significa una victoria para el fiscal especial de la trama rusa, Robert S. Mueller III.

Las acusaciones contra Manafort, de 69 años, se referían a que el exasesor de Trump ocultó millones de dólares en cuentas extranjeras para evadir impuestos y mintió a los bancos en varias ocasiones para obtener US$ 20 millones en préstamos. Así, Manafort fue condenado por cinco cargos de fraude fiscal, dos cargos de fraude bancario y un cargo por no revelar una cuenta bancaria extranjera. El exasesor del Presidente está acusado de 18 cargos, sin embargo, el jurado no pudo llegar a un veredicto sobre 10 de ellos y el juez declaró la anulación parcial de dichos casos.

Pese a que el caso de Manafort no está directamente relacionado a la interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, la culpabilidad de Manafort se trata de “la primera prueba de la capacidad del abogado especial (Mueller) para enjuiciar un caso en un tribunal federal en medio de una intensa crítica del Presidente y sus aliados de que la investigación es una cacería de brujas tendenciosa e injustificada”, señaló el diario The New York Times.

 

En tanto, The Washington Post, aseguró que el veredicto de culpabilidad de Manafort “puede fortalecer la mano de Mueller mientras continúa investigando una posible conspiración y busca una entrevista con el Presidente”. El medio estadounidense indicó, además, que una absolución de Manafort podría haber llevado a un esfuerzo más amplio por parte de los conservadores para cerrar la oficina de Robert Mueller.

EXABOGADO DE TRUMP

Durante la misma jornada, el exabogado de Trump, Michael Cohen, se declaró culpable de ocho cargos: cinco por evasión de impuestos, uno por hacer una falsa declaración ante un banco, y dos por infracciones en el financiamiento de campaña.

Tras comparecer en una corte federal en Manhattan, Cohen, de 51 años, dijo que hizo pagos para influir en las elecciones de 2016 por instrucciones de un candidato a un cargo federal.

The New York Times consignó que Cohen admitió haber pagado a una actriz de pornografía “bajo la dirección del candidato”, refiriéndose a Trump, con el fin de asegurar su silencio sobre un amorío que ella había dicho tener con el Presidente.

Como parte de su acuerdo de delación compensada, Cohen aceptó no impugnar ninguna sentencia de entre 46 y 63 meses.