La empresa Icafal, encargada de la construcción del estadio Tierra de Campeones, solicitó una ampliación de plazo a la unidad de arquitectura del MOP Tarapacá, el cual se va a evaluar, lo que, a juicio del consejero regional, Rubén Berríos, significa el retraso del recinto deportivo.
“La empresa decía que no iba a haber retraso de la construcción del estadio, pero mandaron un oficio para solicitar ampliación de plazo por lo que están atrasados y lo que dice el MOP es que lo están evaluando y para mí este oficio confirma que hay retraso del proyecto”, señaló el core.
Berríos, sostuvo que hizo el retraso se va a saber cuándo el MOP autorice este aumento y que, de ser así, el estadio el cual debería terminado en marzo del 2019, podría estar construida en septiembre del próximo año o el 2020.
“Al menos va a haber unos tres meses de retraso y luego debería demorar sesenta días más para otros detalles por lo que podría estar en septiembre del próximo año, ojalá que al menos sea en esa fecha y no haya otro retraso”, expresó el consejero regional.
Rubén Berríos, recordó que le dijo hace un tiempo al jefe de obra de la empresa que no podía atrasarse y que todo se supo durante la visita de la empresa Icafal, Harold Mayne-Nicholls quien se reunión con autoridades en los avances de la construcción del estadio, donde señaló que no iba a terminar en el plazo estipulado.
“Es un abuso este retraso y si la empresa no quiere atrasarse tiene que hacer las cosas bien porque vamos a tener estadio recién el 2020 de esta forma, yo estoy suponiendo que son tres meses, pero en realidad pueden ser seis o más y todos debemos fiscalizar para que los plazos de este tipo de proyectos de cumplan”, señaló el core, quien lamentó que la ciudad haya tenido tanta demora en tener su estadio a diferencia de otras regiones donde ya cuentan con estos recintos deportivos.