La adolescente palestina Ahed Tamimi salió este domingo de prisión, después de cumplir una condena de ocho meses de cárcel por abofetear a dos soldados israelíes, un incidente que fue capturado en un video que la encumbró como un símbolo de la resistencia de los palestinos.

Assaf Librati, portavoz del servicio de prisiones, dijo a la AFP que Tamimi, de 17 años, y su madre, que también fue encarcelada por los hechos, estaban siendo conducidas por las autoridades israelíes desde una prisión dentro de Israel hasta un puesto de control en Cisjordania ocupada, donde reside la familia. “Recién salieron de prisión”, explicó Librati.

Las autoridades israelíes ofrecieron versiones discordantes sobre a cuál punto de control fronterizo iban a conducirlas. Primero se indicó que iban en dirección a un puesto cercano a la ciudad palestina de Tulkarm en Cisjordania Ocupada, pero después hubo indicios de que se acercaban a Rantis.

Ahed Tamimi fue detenida el 19 de diciembre del año pasado, pocos días después de aparecer en un vídeo que se hizo viral.

Las imágenes mostraban como Ahed y su prima Nur Tamimi se acercaban a dos soldados israelíes apoyados en un muro en el patio de una casa en Nabi Saleh, un pueblo del territorio palestino ocupado desde hace más de 50 años. Las dos adolescentes abofetearon a los militares y les exigieron que se fueran de ese lugar.

Ahed Tamimi, que sólo tenía 16 años cuando la detuvieron, fue condenada a ocho meses de cárcel el pasado 21 de marzo. Cumplió los 17 años entre rejas.