Un llamado a todas las comunidades del Tamarugal para que permanezcan en alerta ante la vulneración de sus derechos consagrados en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo que suscribió el Estado de Chile, formularon los habitantes de Chijo, Panavinto, Ancovinto y Villablanca de Cariquima en la comuna de Colchane, junto con la Corporación “Betzabeth Herrera”.
Los denunciante señalaron que se enteraron con mucha sorpresa que una empresa del ciudadano canadiense Terence Walker declaró constituida una Concesión Minera de Exploración denominada “Coipasa 49” con una superficie total de 200 hectáreas y que aquello conlleva indudablemente aprovechando de agua, que a la larga afectarán los acuíferos de la comuna, los cultivos de quínua y pastizales.
Guillermo Moscoso Mamani presidente de la unidad vecinal N° 1 de Cariquima dijo que frente a esta situación, todas las comunidades se declararán en alerta, tras enterarse por la publicación en el Diario Oficial de Chile, de la concesión.
“Por esta razón nos reunimos les damos a conocer a las autoridades, al alcalde de Colchanes, comunidades afectadas, comuneros indígenas, a la Junta de Vecinos de Cariquima, a la subdirección Nacional Norte de Conadi, nuestras inquietudes con respecto a este problema. Les sugerimos que nos apoyen frente a esta situación por el bien de nuestra comuna de Colchane” dijo el representante territorial Armando Mamani Chambe y Graciano Mamani Chambe.
En tanto, Mercedes Quispe Rodríguez, presidenta de la Corporación “Betzabeth Herrera”, dijo que esa entidad manifiesta su total apoyo a la causa de los habitantes de Colchane. “Aquí se la violado el Artículo 169 de la OIT al no consultar a las comunidades que habitan esa zona rural, sobre el pedimento de concesión. Por todo lo antes expuesto, no descartamos movilizaciones, corte de caminos y acceso a la empresa entregada en concesión de manera inconsulta a los comuneros” dijo Quispe Rodríguez.