En la oportunidad se destacó el trabajo de maestras artesanas representantes de tres pueblos originarios; Aymara, Rapanui y Mapuche.

El Presidente alabó el trabajo de los expositores, la riqueza de la artesanía de los pueblos originarios y la importancia de su fomento y valoración.  Además aseguró que recibirán el trato, el respeto y la promoción que se merecen con un Plan de Desarrollo Integral.

Entre el 21 y el 24 de junio cada pueblo originario celebra su respectiva ceremonia espiritual, en la que agradecen a la naturaleza lo otorgado en el ciclo que se cierra y realizan rogativas para pedir abundancia en el ciclo que comienza.