Con la certeza de que la única forma de desarticular una organización criminal efectiva y duraderamente es atacando su patrimonio, y que para ello se requiere avanzar en la persecución más allá del decomiso de droga o de la detención de los miembros de un grupo delictual; los Fiscales Regionales de la Macrozona Norte enfocaron parte importante de su reunión, en el análisis de la información disponible que permita avanzar las investigaciones en ese sentido.

Es así que durante dos días de trabajo, los fiscales regionales de Arica y Parinacota, Tarapacá, Antofagasta y Atacama, junto a fiscales adjuntos de las respectivas regiones, compartieron experiencias con representantes de la Unidad de Análisis Financiero, Tesorería General de la República, la Unidad de Cooperación Internacional y Extradiciones de la Fiscalía Nacional y la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar).

“Estamos convencidos que si bien la Fiscalía con las policías hacemos un arduo trabajo para identificar y desarticular organizaciones criminales que se dedican al tráfico de drogas, al contrabando, al robo de vehículos y otros delitos muy preocupantes para nuestra zona; lo cierto es que estos esfuerzos no son suficientes si no somos capaces de ir más allá en nuestras investigaciones, ubicando el patrimonio de estas asociaciones y logrando su comiso, de modo que realmente no puedan seguir operando”, explicó el Fiscal Regional, Raúl Arancibia.

La Fiscal Regional de Arica y Parinacota, Javiera López, destacó que esta Mesa, que lleva un poco más de un año, ya ha logrado obtener dos importantes productos. “Primero, el compartir una base de datos común entre las cuatro regiones, que nos permite acceder a información de esta zona territorial completa y así hacer un análisis del punto de vista investigativo y criminal que enriquece las investigaciones que tienen los fiscales. Y otro gran producto es el diagnóstico que se ha hecho en cuanto a la delincuencia que afecta a estas regiones, estableciéndose que hay ciertos fenómenos delictivos que son nuevos, pero están ganando terreno y que es necesario frenar en la zona norte. Son fenómenos emergentes que debemos abordar coordinadamente como el tráfico de drogas marítimo, el tráfico de migrantes, entre otros”.

Por su parte el Fiscal Regional de Antofagasta, Alberto Ayala, recalcó que las fiscalías siempre tienen pocos recursos para combatir estos delitos más complejos, por lo que una estrategia del Ministerio Público para mejorar la persecución penal ha sido justamente el aunar esfuerzos. “En esta mesa nos hemos reunido para generar una estrategia conjunta en busca de las mejores acciones que nos permitan realizar una labor más eficiente y vayan en beneficio de la toda la nación”.

“Hay fenónemos delictuales que nos afectan en forma transversal a las fiscalías de la Macrozona Norte, por lo que es necesario aunar criterios, tanto en lo que se refiere a la planificación como en la investigación de los mismos, y por eso solicitamos que nos incorporaran como región”, explicó el Fiscal Regional de Atacama, Alexis Rogat.

En la mesa también estuvieron presentes representantes de unidades especializadas de la Fiscalía Nacional, como la Unidad de Lavado de Dinero y Delitos Económicos y Crimen Organizado y la Unidad contra el Tráfico de Drogas.