Fuertes ráfagas de viento la noche del miércoles y una inusual lluvia durante la mañana de este jueves se registraron en las comunas de Iquique y Alto Hospicio, situación que mantiene a 2.320 clientes sin suministro eléctrico. 

Según lo confirmado por Onemi Tarapacá, pasadas las 22:00 horas comenzaron a sentirse rachas que alcanzaron velocidades de hasta 53 km/h, acompañadas de lloviznas, las cuales estaban pronosticadas desde 0,1 a 0,5 mm.

El director del organismo técnico en Tarapacá, Álvaro Hormazábal, expresó que el fenómeno se produjo “producto de una vaguada en altura asociada con un paso corriente en chorro, que no es un fenómeno que se presente mucho en la región dando paso a fuertes ráfagas”.

En Iquique el frente climático mantiene sin energía al sector del puerto y la Plaza Prat de la ciudad, sector en el que ya se trabaja la reposición del suministro. Lo mismo ocurrió en Alto Hospicio en donde se reportaron 120 clientes sin servicio, además de voladuras de techumbres.

A través de twitter el municipio iquiqueño advirtió peligro para los transeúntes debido al daño en el revestimiento de la fachada de la casa consistorial, al igual que la clausura del tercer piso de la Torre Mar del recinto a causa del volcamiento de una estructura metalica.

Hormazábal además confirmó que “nos acaba de llegar una alerta meteorológica que indica que esto se va a mantener posiblemente durante el día con vientos de 5 a 15 km/h en las comunas, por lo que no descartamos extender la alerta preventiva del Tamarugal hasta la ciudad de Iquique”. Fuente: Cooperativa.