El trabajo investigativo incesante de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Fiscalía de Tarapacá y la Brigada Antinarcóticos Iquique de la Policía de Investigaciones (PDI) dio un nuevo golpe al narcotráfico. Esta vez se logró desarticular una banda criminal deteniendo al jefe de la agrupación y cinco de sus miembros, e incautando 1.459 kilos de droga y ocho vehículos.

De acuerdo a la información entregada por la Fiscalía y la PDI, la investigación permitió determinar que la organización era liderada por el imputado C.M.A., de nacionalidad boliviana y con domicilio en la Región de Tarapacá, quien gestionaba la importación de la sustancia ilícita desde su país de origen hasta Chile, la cual era ingresada por pasos no habilitados para ser acopiada el interior de la Región de Atacama, y luego enviada por diversos miembros de la banda hasta la zona central del país, donde era distribuida y comercializada.

En estas últimas funciones participaba como coordinador el imputado B.G.Ch., y a cargo de los traslados estaban los imputados R.D.G., L.T.F. y R.G.C., todos residentes de la Cuarta Región. En tanto el imputado M.Ch.P. se encargaba de recibir los dineros provenientes del pago de la droga, cambiarlos a dólares y manejarlos según las órdenes del jefe de la organización para adquirir pasajes, teléfonos celulares, costear traslados y enviar remesas de dinero a Bolivia para financiar nuevas importaciones de droga.

“Por casi un año, la Unidad de Drogas de la Fiscalía junto a la policía se dedicaron a identificar y desarticular una organización que se dedicaba al ingreso y comercialización de importantes cantidades de droga. A comienzos de junio, y gracias al uso de diversas técnicas investigativas que permite la Ley 20.000, se estableció que la organización ingresaría un importante cargamento, para lo cual se dispuso un equipo especial de la PDI, apoyados por un helicóptero de la institución, que logró detener a algunos de los imputados cuando trasladaban la sustancia por caminos costeros en la Cuarta Región, y el resto de los sujetos fue detenido con órdenes judiciales”, indicó el Fiscal Regional (s), Gonzalo Guerrero.

En total se incautaron 30 kilos de  clorhidrato de cocaína, 1.263 kilos de cocaína base y 165,1 kilos de cannabis sativa (marihuana). Además, se allanaron nueve domicilios en Iquique, La Tirana, Serena, Coquimbo y Tierra Amarilla, y se incautaron ocho vehículos que eran utilizados en el traslado de la droga y/o fueron adquiridos con las ganancias del negocio ilícito.

“Esta es la mayor incautación de droga realizada en la Región de Tarapacá, avaluada en más de 20 mil 200 millones de pesos si hubiera llegado a ser comercializada en la calle, y sacamos de circulación más de 19 millones de dosis”, afirmó el jefe de la Prefectura Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado Norte, subprefecto Roy Farías.

Todos los imputados fueron formalizados por los delitos de asociación ilícita y tráfico de drogas, quedando en prisión preventiva mientras dura la investigación, que tiene un plazo de 120 días.