El Presidente de la República, Sebastián Piñera, firmó esta mañana el proyecto de ley que busca combatir con mayor eficacia los portonazos, hechos delictuales violentos que ocurren cuando a un ciudadano le intentan quitar su vehículo con altos grados de violencia.

“Quiero comprometerme, como Presidente de todos los chilenos, que durante nuestro Gobierno, la delincuencia va a retroceder y la paz, la seguridad y la tranquilidad de nuestras familias va a avanzar”, dijo el Mandatario en la ceremonia realizada en el Salón Montt Varas de La Moneda, donde estuvo acompañado del Ministro de Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, alcaldes de la Región Metropolitana y parlamentarios de diversos sectores.

El Departamento de Análisis Criminal de Carabineros (DAC) realiza un registro propio de estos delitos y genera una estadística a nivel de la Región Metropolitana, definición que solo abarca un porcentaje de todos los hechos de este tipo que se conocen. De acuerdo a estos datos, de enero a abril de 2018 han ocurrido 307 en la Región Metropolitana.

Entre los años 2016 y 2017, se presentó un aumento de 28,6% en el delito de receptación, y en el caso de la receptación de vehículos, aumentó un 4,8% entre 2016 y 2017.

La seguridad ciudadana es uno de los cinco grandes acuerdos que el Gobierno ha promovido, cuya mesa de trabajo compuesta el pasado 6 de abril, debe entregar sus propuestas en las próximas semanas.

“Estamos hoy día comprometidos en una lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, que no solamente compete al Gobierno, es una lucha de toda la sociedad, porque necesitamos unidad de la sociedad, de los policías, de los fiscales, de los jueces, de Gendarmería y del Gobierno, para poder avanzar con mayor rapidez en esta dura batalla contra la delincuencia y el narcotráfico”, concluyó el Jefe de Estado.

Esta propuesta se suma a otras iniciativas del Gobierno en materia de seguridad ciudadana, las que incluyen la modernización operativa y administrativa de Carabineros, el nuevo Sistema Táctico de Operación Policial (STOP), y un número relevante de operativos nacionales de prevención.

Medidas del Proyecto de Ley:

1.- Crear un registro público de vehículos motorizados, alojado en un sitio web de libre acceso a la ciudadanía donde se dará cuenta de los automóviles que hubiesen sido robados o hurtados.

2.- Aumentar la pena al receptador de un vehículo robado (“Comprar un auto robado equivale a robar un auto”). Ya que contará con el registro público de vehículos, quien recepte un auto robado habrá tenido a la vista los antecedentes del mismo y no podrá menos que conocer su origen ilegal. Pena propuesta: presidio mayor en su grado mínimo (5 años y un día a 10 años) y multa de 10 a 20 UTM.

3.- Otras Sanciones:

-Sancionar como robo la apropiación de un vehículo mediante sorpresa o valiéndose de la distracción de la víctima al momento en que ésta se apreste a ingresar o hacer abandono de su domicilio. Pena propuesta: presidio menor en su grado máximo (3 años y un día a 5 años)

-Establecer como robo con intimidación la fractura de vidrios de vehículos para apropiarse u obtener su entrega o la de bienes al interior de éste, siempre que existan personas al interior. (Misma pena que el portonazo, que es de 5 a 20 años)

-Sancionar la apropiación de bienes que se encuentren al interior de vehículos, mediante la fractura de vidrios, como robo con fuerza. Pena propuesta: presidio menor en sus grados medio a máximo (541 días a 5 años)