Universidad Católica arrancó con el pie derecho su participación en la Copa Chile 2018 al vencer por 2-1 como visitante a Cobreloa por los dieciseisavos de final del torneo.

El partido, que se desarrolló en el estadio Zorros del Desierto de Calama, comenzó favorable para los dirigidos por Beñat San José, quienes impusieron sus términos y se fueron al descanso con una ventaja de dos goles gracias a las anotaciones de David Llanos (19’) y Luciano Aued de penal (25’).

Precisamente luego de la conquista del mediocampista argentino se vivió un particular momento, pues Aued no pudo controlar su emoción tras marcar y derramó algunas lágrimas al recordar a su padre que falleció hace solo unas semanas.

En la segunda fracción, las acciones empezaron a dominarlas los locales que se acercaron con más peligro al arco contrario y lograron acortar distancias con el gol de Sebastián Romero (62’), que dejó la llave abierta para el duelo de vuelta.

El compromiso de revancha entre la UC y Cobreloa se jugará el próximo domingo 17 de junio, a las 16 horas, en el estadio San Carlos de Apoquindo.