Manuel Pellegrini, técnico de West Ham United y uno de los entrenadores chilenos más exitosos de la historia, se sinceró en la charla “Encuentros El Mercurio” y habló sobre trayectoria en el fútbol, su experiencia dirigiendo a estrellas mundiales y el dolor que le causó rechazar el cargo en la selección chilena, aunque remarcó que no le ha cerrado las puertas de forma definitiva.

“Imaginense el dolor de decirle a Arturo (Salah) que no aceptaba la selección. Me dolio en el alma, pero como nuestra amistad va más allá, entendió perfectamente”, relató el ingeniero.

Sin embargo, remarcó categórico: “Si tuviera que elegir una, eligiría sólo la de mi país. Soy completamente chileno y no podría agarrar un equipo para ganarle a Chile. En todo caso, la selección no es un capítulo cerrado para mí”.

Pese a ello, explicó que su razón para rechazar a la selección es la poca cantidad de partidos que se juegan al año.

“Sólo tres semanas en el año. El resto del tiempo el seleccionador hace un trabajo de oficinista y eso no me gusta. Lo que me gusta es estar en la cancha todos los días, compitiendo todas las semanas”, sentenció.

Finalmente, sostuvo que el tema de la selección no está cerrado porque “a lo mejor en el futuro no voy a tener ningún club que me motive”

“Lo que sí está claro es que no volveré a dirigir en Sudamérica a nivel de clubes”, concluyó.

Fuente: Cooperativa.