“Con esta decisión política, Iquique ha iniciado su camino al estancamiento” …

Esta frase define de la mejor forma la molestia expresada por el alcalde Mauricio Soria Macchiavello, luego de que la secretaria regional ministerial de Bienes Nacionales, María del Pilar Barrientos, enviara seis resoluciones en las que rechaza y deja sin efecto el mismo número de concesiones de uso gratuito de terreno que, antes del cambio de gobierno, habían sido aprobadas por esa cartera para impulsar importantes proyectos para la comunidad de Iquique.

“Lamento profundamente la postura que ha adoptado la seremi de Bienes Nacionales de paralizar importantes proyectos para todos los iquiqueños. Miles de nuestros vecinos tienen una necesidad real de vivienda, de un terminal de buses digno, de más espacios públicos y de mejor calidad, de más infraestructura deportiva y me lo hacen sentir a diario en las audiencias y en mis salidas a terreno”, expresó el jefe comunal.

“Como Municipio, no puedo invertir un peso en un terreno que no sea propio o que no esté concesionado a nuestro nombre. Sólo de esa forma, puedo realizar los estudios previos que grandes proyectos como estos requieren”, añadió Soria Macchiavello.

Estos grandes proyectos son seis, los que hoy, la Municipalidad de Iquique ya está planificando para la ciudad de los próximos 20 a 30 años:

1.- Estudios para la macro urbanización de Playa Lobito que permita la futura expansión de Iquique hacia el sector sur. Contempla viviendas bajo el modelo de cooperativas, subsidios estatales e inmobiliarias privadas. Hoy cerca de 30.000 familias iquiqueñas de clase media y vulnerable requieren vivienda ante la nula solución que representa por sí solo el sistema de subsidio habitacional que, a lo sumo, construye en toda la región unas 800 casas cada año. A esto, se suma el equipamiento urbano imprescindible de una moderna ciudad y terrenos destinados a industria no contaminante, turismo, hotelería y comercio.

El Municipio necesitaba la concesión comprometida por Bienes Nacionales; y para lo cual realizó los estudios solicitados por dicho ministerio con el objeto de poder invertir en los estudios de la fase siguiente, esto es la macro urbanización.

2.- Construir un nuevo Terminal Intermodal de Buses que permita recibir máquinas nacionales y extranjeras y cuente con locomoción que permita a los pasajeros trasladarse por la ciudad, entregando a Iquique un nuevo rostro para dar la bienvenida a los visitantes y ser un impulso a la creciente industria turística.

3.- Construir un nuevo Cementerio público que impida que los iquiqueños deban utilizar el camposanto que hoy se levanta en Alto Hospicio para enterrar a sus deudos y que sólo una comuna se lleve el peso de recibir a los fallecidos de dos ciudades.

4.- Construir un Parque Deportivo y Jardín Botánico en Alto Los Verdes, que vendría a suplir la falta de espacios públicos y áreas verdes por habitante que hoy muestra una ciudad que crece en número de habitantes y cada vez cuenta con menos paños para construir viviendas.

5.- Generar el equipamiento comercial y gastronómico necesario para permitir el libre acceso de toda la comunidad a Playa Huayquique y su plena transparencia como borde costero. El objetivo es que esta área de playa no termine siendo capturada por inmobiliarias que levanten grandes proyectos habitacionales junto al mar y que estén al alcance de unos pocos privilegiados bolsillos.

6.- Urbanizar, diseñar y construir equipamiento en Bajo Playa Blanca donde en un sector aledaño, y luego de más de cuatro años de que estuviera listo el seccional por parte de la Municipalidad, se levantan casas para 280 familias.

“Si desde la seremi argumentan que estos terrenos no pueden ser concesionados porque no cuentan con planificación para ser intervenidos, entonces que respondan como es que se han levantado edificios, condominios, colegios y tantas cosas más en Bajo Molle, siendo que toda esa área es rural, por lo tanto, no tiene instrumento de planificación”, sentenció Soria Macchiavello.