La  senadora  Luz Ebensperger destacó  el compromiso del  gobierno  del  Presidente  Sebastián  Piñera con  el desarrollo  de  la  agricultura, principalmente en la provincia del  Tamarugal, tras reunirse con el ministro de Agricultura, Antonio Walker.

En la reunión,  la  senadora  planteó al ministro   la  necesidad  de  ejecutar  la agricultura en el desierto como un nuevo polo de desarrollo en la provincia del Tamarugal  y de paso ver cómo enfrentar  los  problemas  de falta de agua en la  zona.  “Revisar  temas como la  modificación en el  Código de Aguas y cómo afecta a nuestra región; además  de  entregar  a  los agricultores las  herramientas  necesarias para  mejorar  el uso tecnológico en riegos, viabilizando la  necesidad de  embalses  en las  quebradas  de Camiña, Aroma y Tarapacá”.

“Se ha hecho necesario  la  creación de un swaps,  convocando  a  actores  públicos y  privados  en  la liberación de  agua  para  el desarrollo  de  cultivos  en el  Tamarugal. La  implementación de  una  gran  planta  desalinizadora  de  agua potable, es  cada vez  más  urgente, dijo”.

Para  ello, la senadora proyecta que será  necesario  establecer  una estrategia  regional de agricultura, que  deberá  ir  en concordancia con la  futura  estrategia  regional de  desarrollo,  a  lo que se suma  la posibilidad de  implementación de  un clúster  agrícola.

La  Región de  Tarapacá  debe  trabajar  en el  auto abastecimiento, es  decir  que  el desarrollo  de  la  producción hortofrutícola  regional,  abastezca  la  demanda  local  y  luego pueda  abarcar  nuevos  mercados, y todo esto  con valores  agregados como establecer  denominación de  origen de  ciertos productos identitarios de  la zona,  el potenciar cultivos  coordinados con energías  limpias y como a través del desarrollo de la  agricultura,  aportamos a repoblar nuestras comunidades y  pueblos,  haciendo soberanía.

Entre  los  puntos a  seguir  abordando, dijo Ebensperger,  está  el estudiar  la factibilidad de  establecer  beneficios  tributarios  para  los  agricultores  de  la  zona,  asimilándolos  a  los    de  Zona  Franca, además  de  la  urgente  necesidad  de  regularización propiedad rural raíz para que agricultores puedan postular a proyectos. A esto se suma la posibilidad de implementar instancias de tecnificación del cultivo de la quínoa, lo que permitiría  mejorar  su actual producción.

El ministro  de  Agricultura  anunció  que visitará   la  región durante  dos  días  en mayo,  donde  podrá  conocer  en terreno  la  producción del vino del desierto “Tamarugal”, cepa  única  nacional,  que  fue  descubierta  a través de  un  proyecto FIC  de  la  Universidad Arturo Prat,  entidad que  se  encuentra  trabajando en otros proyectos  como  el cultivo experimental del azafrán, sin duda  que  vienen tiempos  mejores  para  la  agricultura  en la región, concluyó  la  senadora.