El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, en alianza con su par de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, anunciaron este miércoles la primera reducción del gasto fiscal en el gobierno de Sebastián Piñera a través del instructivo de austeridad.

Tal recorte se produce con el objetivo de ahorrar 122 millones de dólares al año (73 mil millones de pesos), monto que durante el periodo de gestión alcanzaría casi 500 millones.

Larraín precisó que, de partida, el uso de vehículos y la compra de estos en el sector público sufrirá restricciones, delimitando así las renovaciones sólo cada ocho años. Esto se traduciría en un ahorro de 19 millones de dólares.

Además, desde hoy habrá un férreo control de viáticos y en los viajes de trabajadores públicos, comitivas y comisiones que entreguen servicios varios.

En torno a las horas extraordinarias de trabajo, estas se reducirán en un 20% y se permitirán exclusivamente para actividades impostergables.

Las medidas, exclusivas para los funcionarios públicos, también integran la planificación de los viajes con 20 días de anticipación en pos de reducir costos. Por otro lado, los viajes dentro del país se harán en clase económica al igual que los internacionales.

Fuente: 24horas.cl.