Ayer (jueves santo) quien fuera Obispo de Iquique  entre los años 1989 al  2000, Mons. Enrique Troncoso Troncoso.

Nació en Villa Alhué el 11 de noviembre de 1937. Hijo de Enrique y Dolores, fue el mayor de seis hermanos.

Fue bautizado y confirmado en la Parroquia San Jerónimo de Villa Alhué, sus estudios básicos los realizó en la escuela pública de esa misma localidad, mientras que la enseñanza de humanidades en el Seminario menor de Santiago.

En el mes de Marzo del año 1955 Monseñor Troncoso se incorporó al Seminario Pontificio Mayor de Santiago, para iniciar así su formación sacerdotal, durante ese período cursó Teología en la Universidad Católica de Chile.

En el año 1961 vivió un año pastoral donde se ordenó de Diácono, trabajando en la Parroquia San Cayetano de la Población La Legua en Santiago. El 23 de Diciembre de ese año recibió su Ordenación Sacerdotal de manos de Monseñor Raúl Silva Henríquez, en ceremonia realizada en la Iglesia San Ignacio de la Capital.

Su primer destino pastoral fue el ser, Vicario cooperador, en la misma Parroquia San Cayetano en La Legua, en los años siguientes, también fue Vicario Cooperador en Talagante, Melipilla y encargado de la Catequesis Zonal. En el año 1967 fue nombrado Párroco de San Antonio, cargo que ejerció durante 10 años, siendo además decano del sector Costa.

En 1977 viajó a España, donde realizó un curso de Actualización Teológica y se recibió de Bachiller en Teología en la Pontificia Universidad de Salamanca, sede Madrid.

De vuelta en Chile, en el año 1978 fue nombrado párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de Talagante, cargo que ocupó por cuatro años. En 1982 Mons. Troncoso asumió la Secretaría General del Arzobispado de Santiago y fue nombrado párroco de la Parroquia Santa Filomena de Santiago. El 3 de Marzo de 1985 asumió como Vice-Rector Formador del Seminario Pontificio Mayor de Santiago.

El Papa Juan Pablo II lo eligió Obispo de Iquique el 15 de Julio de 1989. Monseñor Troncoso, recibió su ordenación Episcopal el 12 de Agosto de 1989, en una ceremonia realizada en el Templo Votivo de Maipú. El 30 de Septiembre del mismo año, asumió como Obispo diocesano de Iquique, cargo que ocupó hasta el 27 de mayo de 2000 cuando el Santo Padre lo nombró Obispo de la Diócesis de Melipilla, de la cual tomó posesión el 23 de Julio de ese mismo año. Su lema Episcopal: “Vengo a hacer tu voluntad”.

Fue obispo de Melipilla hasta el 21 de mayo del 2014.

Sus funerales se realizarán el domingo 1 de abril a las 16 hrs en la Catedral de Melipilla.

SIEMPRE ATENTO A ESCUCHAR A LA GENTE SENCILLA

Tras enterarse del sensible fallecimiento de Monseñor Enrique Troncoso, Argimiro Alaez García, Párroco de la Gruta de Lourdes, Sacerdote de la Orden de María Inmaculada y encargado de la Pastoral Andina y Pueblos del Interior de Tarapacá manifestó: ‘Recordamos con mucho cariño a Monseñor Troncoso, porque era una persona muy cercana a la gente y siempre estuvo defendiendo a los pueblos del interior en sus costumbres y maneras de ser. Creo que Monseñor Troncoso ha cumplido en su manera haber sido Obispo de Iquique lo que nos pide hoy día el Papa Francisco: ‘Un pastor con olor a oveja’, cercano, humilde, cariñoso, siempre defensor de la gente humilde y que les visitaba con suma espontaneidad. Iba a los pueblos del interior, a las capillas de Iquique y siempre era una persona dialogante y muy respetuosa de la gente. Le recordamos con mucho cariño, pues trabajamos con él muchos años. Yo como Vicario general de él tengo un recuerdo muy cercano y cariñoso, muy respetuoso de la opinión de los demás, siempre atento a escuchar a la gente sencilla”.