Dando un importante paso en la investigación epidemiológica por el brote infeccioso de enfermedades transmitidas por alimentos, la SEREMI de Salud de Tarapacá decretó la prohibición de funcionamiento de una empresa que distribuía alimentos en cinco de los establecimientos con escolares afectados.

La investigación integrada que realizó la autoridad sanitaria permitió dar rápidamente con el agente común que compartían los afectados, comprobando una de las hipótesis que apuntaban a los alimentos como vía de transmisión de la bacteria shigella sonnei.

De esta forma, fiscalizadores de la Unidad de Control de Alimentos inspeccionaron una distribuidora que provee a los kioscos de los colegios Corona, Hispano Británico, María Auxiliadora, Academia Tarapacá y Eagles School, detectando  deficiencias estructurales y de higiene graves en las instalaciones, por lo que se estableció prohibición de funcionamiento a la empresa y se inició un sumario sanitario.

Desde la Unidad de Epidemiología de la SEREMI mantendrán la vigilancia ante nuevos afectados que sigan consultando en los centros de salud a la vez que se reforzará a la comunidad las recomendaciones para prevenir las enfermedades entéricas, particularmente el lavado frecuente de manos con jabón antes de comer y después de ir al baño.

DESMIENTEN RUMOR

Durante la tarde de este viernes circuló un nuevo rumor en redes sociales en el que se aseguraba que la bacteria causante del brote se encontraría en el agua potable de la ciudad, lo que fue desmentido por la Seremi de Salud subrogante, Dolores Romero, quien explicó que la institución monitorea la calidad del agua en toda la región y no se han registrado anomalías en los registros de las últimas semanas.

Por lo anterior, Romero remarcó la importancia de informarse a través de las vías formales que tiene el Ministerio de Salud para dar a conocer este tipo de noticias y no por canales sin fuentes confirmadas.