El allanamiento de las dependencias del cuartel de la Sección de Inteligencia Policial de Carabineros y el interrogatorio a la totalidad de los funcionarios de esa unidad, concretó el fiscal de Aysén, Carlos Palma, como parte de las diligencias que desarrolla para indagar la querella presentada por presunta falsificación de pruebas, en el caso del extravío de 28 armas desde las dependencias de la Primera Comisaría de Iquique.

Junto a personal de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (BIPE) Metropolitana, Palma incautó numerosos documentos desde ese cuartel de Carabineros relacionados con la indagación que desarrolló la Sipolcar respecto de la sustracción de armas. Además, el persecutor durante las últimas horas interrogó a todos los carabineros que forman parte de esa unidad especializada.

El abogado Darío Chacón, defensor del ex cabo Felipe Machuca y que presentó la querella por obstrucción a la justicia y falsificación de documentos públicos que gatilló todas las diligencias que han desarrollado durante la semana en Iquique, se mostró confiado en el resultado de las pericias. “Tenemos la seguridad que las diligencias que ha hecho el fiscal Campos en Iquique, permitirán demostrar la inocencia de mi representado, que hubo implantación de pruebas y los mensajes que aparecieron en el teléfono celular han sido parte de un montaje. La Fiscalía Militar le entregó copia al Ministerio Público de un peritaje paralelo realizado por el Laboratorio de Criminalística de Santiago donde se ratifica la tesis que hemos expuesto, que los mensajes fueron puestos en el celular horas después de la detención de Felipe Machuca”, subrayó.

Chacón explicó que dentro de las pericias ejecutadas por el fiscal interrogó a los tres procesados. “Ha cumplido un intenso trabajo los días que ha hecho diligencias en Iquique. Fuera del allanamiento, del interrogatorio a los funcionarios de la Sipolcar, entrevistó a cada uno de los procesados y a la esposa de mi representado. Entiendo que el único que falta es el mayor Ramón Rost, jefe de la Primera Comisaría de Carabineros, que se encuentra sumariado y ya no tiene domicilio en la ciudad. Deben ubicarlo en Santiago”, añadió.

Ayer también dos de los procesados en el caso de las armas extraviadas, puntualmente, Heins Gneiser y Juan Carlos Farías Obando, fueron trasladados hasta las dependencias de la Fiscalía Militar de Iquique para ser notificados de la mantención de la prisión preventiva. En tanto, el próximo martes la Corte Marcial revisará la apelación presentada por la defensa de Felipe Machuca, el que pide el cambio de la prisión preventiva por arresto domiciliario total, a la luz de los nuevos antecedentes que se investigan en el caso.