En relación a la votación de la Comisión de Evaluación Ambiental, sobre el proyecto de relleno sanitario de la empresa Cosemar y agendada por el Gobierno Regional para este miércoles 14 de marzo,  como MAHO nos  cabe señalar lo siguiente:

1.- Nos opusimos antes y nos seguimos oponiendo hoy, a la instalación de un relleno sanitario privado en nuestra comuna, por el deterioro a la calidad de vida de nuestros vecinos y a las arcas municipales que dicho proyecto privado va a suponer.

2.- Hoy Alto Hospicio sigue siendo una comuna vulnerable, con múltiples necesidades, las cuáles exigen el uso de todos los recursos fiscales, municipales y humanos para enfrentarlos. Como municipio no estamos en condiciones de desviar dichos recursos escasos, en el pago de un servicio privado que podemos proveer en forma pública.

3.- No entendemos cómo se insiste en imponer un vertedero privado, cuando nos encontramos en un proyecto mancomunado de relleno sanitario público, con los más altos estándares de calidad y sin que supongan un costo adicional para nuestros vecinos.

4.- Recelamos del servicio que pueda prestar esta entidad privada, máxime cuando la experiencia, tanto nacional como internacional, muestra que el mejor proveedor de bienes públicos son las propias instituciones públicas, las que no tienen al lucro como factor único o prioritario de gestión.

5.- Creemos, asimismo, que el proyecto privado de Cosemar presenta serios riesgos a la seguridad de los vecinos, dada la existencia comprobada de fallas geológicas en el terreno donde se proyecta su instalación, las cuáles fueron alertadas por los vecinos y por los equipos técnicos municipales sin que hasta hoy exista respuesta. Lo que de suyo evidencia vicios de legalidad en el proceso.

6.- Reafirmamos que como municipio, seguiremos desplegando todas  las acciones que sean necesarias, junto a la comunidad hospiciana a la que representamos y nos debemos, para impedir que este nefasto proyecto se concrete.