Durante su primera visita como presidente a California este martes, Donald Trump verá los prototipos del muro que quiere construir en la frontera con México para buscar frenar la migración ilegal.

Estos son nueve datos sobre los prototipos y el plan de Trump:

Son ocho modelos de tamaño real que se encuentran colocados uno al lado del otro y tienen una altura de hasta nueve metros.

Los prototipos sobresalen por encima de la cerca fronteriza, pintada con grafitis, y ubicada cerca de las colinas de San Diego, en la frontera con la mexicana Tijuana.

Son de color beige, marrón y gris.

Algunos tienen terminaciones redondeadas, de distintos grosores, para evitar que sean escalados. Un panel tiene un tope inclinado que funciona de barrera para posibles escaladores.

Seis compañías estadounidenses construyeron los prototipos, la mayoría de concreto reforzado.

Las estructuras fueron develadas en octubre.

Los prototipos son evaluados por sus capacidades para evitar ser escalados, perforados o sorteados por túneles.

Cada sección de prototipo costó más de 300.000 dólares y, según algunas estimaciones, todo el muro podría requerir una inversión de hasta 20.000 millones de dólares.

La frontera con México se extiende por unos 3.200 kilómetros y cerca de un tercio de ella ya tiene algún tipo de barrera o muro.