La cinta chilena “Una Mujer Fantástica” cumplió con los pronósticos y se quedó con el Oscar a “Mejor Película Extranjera”, en la entrega de premios más importantes de la industria del cine.

La aclamada película protagonizada por Daniela Vega era la favorita para ganar su categoría imponiéndose a sus competidores y quedándose con la ansiada estatuilla.

“Una Mujer Fantástica” competía con “Loveless” (Rusia), “The Insult” (Líbano), “The Square” (Suecia) y “On Body and Soul” (Hungría).

La cinta dirigida por Sebastián Lelio consigue así el segundo Oscar en la historia del cine chileno, ya que el primero fue para “Historia de un Oso” como “Mejor cortometraje animado”.

Este premio viene a coronar el exitoso recorrido de “Una Mujer Fantástica”, que consiguió numerosos premios en festivales, donde destaca un premio Goya, dos galardones en Festival Internacional de Cine de Berlín, el premio a Mejor película extranjera  en el Black Film Critics Circle, entre muchos otros, sin contar que también estuvo nominada a los Gobos de Oro.

Protagonizada por Daniela Vega, una transgénero que se acercó primero al proyecto como consultora y luego aceptó ser su protagonista, “Una Mujer Fantástica” cuenta la historia de Marina, cuyo novio es un hombre de familia conservadora y mucho mayor que ella. Tras una noche de celebración, el hombre muere repentinamente, a partir de lo cual Marina tendrá que enfrentar el oprobio de la exesposa y la familia de su pareja, avergonzados de que éste se haya enamorado de una joven transgénero y de origen humilde.

Con un estilo visual llamativo y con escenas que rozan lo fantástico, la cinta muestra el drama, las humillaciones, insultos y hasta el acoso policial que sufre Marina.