A un extenso interrogatorio en la Fiscalía Militar enfrentó el creador del software “Antorcha”, Álex Smith, quien viajó a Iquique para declarar en la causa relacionada con el extravío de 28 armas desde las dependencias de la Primera Comisaría de Iquique.

Smith llegó acompañado de Esteban Infante, director de la Defensoría Policial y permaneció declarando por cerca de 6 horas ante el fiscal militar Jaime Arriagada, quien desarrolla la indagación y mantiene procesados a tres ex funcionarios de Carabineros.

Smith señaló que se trasladó hasta Iquique para aclarar la verdad en el caso de las armas. “Vengo a conversar con el fiscal de Iquique para aclarar la verdad en este caso. No puedo hablar mucho pues la investigación es secreta. Tal como dije vine a decir la verdad y esta es mi segunda declaración en la Fiscalía Militar de manera voluntaria. Vamos a ver cuándo debo volver aquí, pues hay varias investigaciones. La verdad de todo va a salir a luz, pero no puedo hablar más”.

Por su parte, el defensor Infante quien tiene la representación de los ex carabineros Heinz Gnieser y Juan Carlos Farías, señaló que toda la prueba aportada en el caso armas es falsa. “Hasta a mí me pincharon el teléfono e introdujeron una conversación que supuestamente tuve con el cabo Felipe Machuca, la que nunca se produjo. Con esto buscamos demostrar que toda la prueba aportada es falsa. En los informes periciales se le mintió al fiscal militar y Álex Smith revisó los informes, está claro que no corresponden a los formatos del programa y que las conversaciones fueron implantadas. Vinimos a despejar todas las dudas, pues hay tres personas inocentes que están privadas de libertad y sometidas a proceso”, enfatizó.

El extravío de armas desde la Unidad Fiscalizadora fue detectado a fines de octubre del año pasado, determinándose la ausencia de 28 armas, de las cuales 27 son pistolas y un revólver, los cuales han sido derivados por los tribunales, las fiscalías o entregados por la comunidad. Tras ello, se determinó la baja de cuatro efectivos policiales y la suspensión de funciones del comisario, éste último mientras dure el sumario interno. Los ex funcionarios policiales fueron detenidos y tres de ellos sometidos a proceso por la Fiscalía Militar por los delitos de hurto y convención ilícita de armas de fuego, el cuarto fue dejado en libertad por falta de méritos. La resolución fue ratificada por la Corte Marcial.

Dos de las armas extraviadas han sido recuperadas hasta el momento, una en Alto Hospicio y otra en Arica, en ambos casos en manos de civiles ligados a microtráfico. Ese nuevo elemento, mantiene al Ministerio Público estudiando los antecedentes del caso, después de acceder a las copias del expediente las que fueron concedidas por la Fiscalía Militar tras una resolución de la Corte de Apelaciones de Iquique.

El fiscal regional subrogante Gonzalo Guerrero, al ser requerido si pedirán la competencia en la causa, señaló que “se encuentran estudiando los antecedentes del caso y esperamos tener resuelto de aquí a la próxima semana si pediremos la competencia. Son cerca de 800 fojas que debemos analizar”. (L.A.)