A través de un trabajo de fiscalización altamente eficaz, durante las últimas semanas funcionarios del Servicio Nacional de Aduanas han logrado concretar una serie de procedimientos exitosos para sacar de circulación casi 54 kilos de droga -23,698 kilos de marihuana, 26,220 kilos de cocaína y 4,106 kilos de cocaína base- en las avanzadas de El Loa y Quillagua, el Aeropuerto y en el paso fronterizo Colchane.

En total se han registrado 23 casos usando diversos métodos de ocultamiento, de los cuales uno de los más llamativos es el que involucró a dos turistas procedentes de Letonia. Ambos fueron sorprendidos por funcionarios de la Aduana de Iquique en la frontera con Bolivia intentando ingresar a Chile con cocaína de alta pureza que debían entregar en Santiago. Fueron contactados en el país altiplánico y cada uno llevaba en sus mochilas 8 paquetes, con 2 kilos 477 gramos y 2 kilos 484 gramos, respectivamente.

Asimismo, un colombiano fue interceptado esta semana en el Aeropuerto de Iquique transportando 4 paquetes con 5 kilos 251 gramos de marihuana, droga que traía escondida entre sus pertenencias.  A este caso se suma el que también protagonizaron dos colombianos, quienes intentaron ingresar al país a través del paso fronterizo Colchane con marihuana. Transportaban 9 paquetes con más de 9 kilos de droga cada uno.

En tanto, en El Loa dos mujeres bolivianas fueron sorprendidas viajando desde Iquique a Santiago fajadas con 3 y 4 paquetes de cocaína, respectivamente, incautándose un total de 5 kilos 800 gramos del estupefaciente.

Dentro de estos exitosos procedimientos, 14 de ellos correspondieron a personas de diversas nacionalidades que transportaban ovoides de cocaína, la mayoría ocultos en sus estómagos y en un caso en envases de shampoo. En total, se recuperaron 675 unidades y 7 kilos 869 gramos. La mayoría de los casos ocurrieron en El Loa y Quillagua y uno de ellos en el aeropuerto iquiqueño.

Para todos los casos, fue clave la experiencia de los fiscalizadores de la Aduana Regional de Iquique, de los binomios caninos detectores de estupefacientes y el uso intensivo de las tecnologías no invasivas y el perfilamiento de riesgo, que permiten identificar a los posibles sospechosos en base a análisis de inteligencia.

El Director (s) de la Aduana de Iquique, Ricardo Aceituno, destacó “la alta efectividad de los funcionarios en estos puntos de control tan complejos, lo que nos permite, como institución, cumplir cabalmente con nuestros rol de protección de las fronteras, evitando que esta gran cantidad de droga llegue a los consumidores finales y que emerjan otros delitos asociados”.

En tanto, el jefe del Departamento de Drogas de la Subdirección de Fiscalización de Aduanas, Patricio González, enfatizó “la importancia que tiene el trabajo el red entre todas las regiones, las capacitaciones a las que son sometidos constantemente nuestros funcionarios y el valioso intercambio de experiencias entre ellos, lo que permite realizar estas constantes detecciones aplicando técnicas específicas y perfiles de riesgo”.

Todos los casos, las drogas, los medios de prueba y los 32 sospechosos fueron puestos a disposición del Ministerio Público y de las policías, a través de cadena de custodia.

Durante el 2017 el Servicio Nacional de Aduanas decomisó más de 3 toneladas de drogas en todo Chile: 629 kilos de pasta base de cocaína; 1.639 kilos de clorhidrato de cocaína y 833 kilos de marihuana, todo lo anterior valorado en más de 8 mil millones de pesos.