El portavoz de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), diácono Jaime Coiro, se refirió esta mañana al término de la misión del Monseñor Charles Scicluna, quien se reunió durante estas últimas semanas con víctimas de abusos sexuales por parte de miembros de la Iglesia y Maristas.

“En el día de hoy, miércoles 28 febrero ha concluido la misión de Monseñor Scicluna en Chile, que le encomendó el Santo Padre para escuchar a personas para aportar elementos en torno a la investigación respecto al Obispo de Osorno, Juan Barros”, sostuvo.

Recordar que Barros es sindicado por las víctimas como encubridor de los abusos cometidos por el ex sacerdote Fernando Karadima.

Coiro agregó que “a propósito de la misión que se le encomendó el Monseñor Scicluna junto con agradecer el testimonio que ellos le ofrecieron, les aportó información y consejo respecto a las normas y procedimientos canónicos”. En ese sentido, indicó su complacencia por los diálogos que se dieron de manera serena y en un “clima de respeto y de confianza”.

De esta manera, Scicluna hará llegar a la Iglesia los antecedentes recopilados tanto por él como por su reemplazante Jordi Bertomeu, durante los días en que debió ser intervenido por un problema a la vesícula, situación que fue controlada y de la que hoy ya se encuentra recuperado.

“El informe será entregado al Papa Francisco en fecha próxima y no definida”, detalló el vocero de la CECh. En tanto, el enviado especial del Vaticano hará abandono del país durante la jornada de mañana jueves, en un horario no especificado.

Fuente: 24horas.cl.