La Corte de Apelaciones de Iquique acogió recurso de protección presentado por familiares y ordenó al Hospital Dr. Ernesto Torres Galdames concretar la internación administrativa de María Angélica Muñoz Dorner y, de ser necesario, gestionar su traslado e internación a un centro especializado en salud mental.

En fallo unánime (causa rol 31-2018), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Pedro Güiza Gutiérrez, Rafael Corvalán Pazols y Marilyn Fredes Araya– acogió la acción cautelar deducida en representación de Muñoz Dorner, quien vive en la calle, y dio plazo de 10 días para que el recinto asistencial informar el cumplimiento de lo resuelto.

“(…) resulta evidente que pese a existir dos órdenes emitidas por la autoridad de salud competente, en que se dispone la internación administrativa de la Sra. María Angélica Muñoz Dorner, la entidad recurrida no las ha cumplido, estimándose que las justificaciones alegadas en su informe resultan del todo insuficientes, toda vez que mediante aquellas intenta desligarse de su deber de garante público de la salud, en circunstancias que su rol y función le impone adoptar todos los mecanismos necesarios a fin de velar por la integridad física y psíquica de la mencionada Sra. Muñoz Dorner, garantía prevista en el artículo 19 N° 1 de la Constitución Política de la República”, sostiene el fallo.

Resolución que agrega: “En este sentido, las explicaciones de la recurrida evidencian un comportamiento omisivo que atenta ilegal y arbitrariamente contra el derecho a la vida e integridad de la Sra. Muñoz Dorner, pues, en pleno conocimiento de la salud mental y física que la aqueja, según aparece claramente de lo expuesto en su informe, ha dejado de cumplir resoluciones administrativas tendientes a resguardar la salud de la persona en favor de quien se recurre y además no le ha suministrado los tratamientos médicos que requieren sus diferentes dolencias”.

“Asimismo, siendo un hecho público y notorio que la salud mental de doña María Angélica Muñoz Dorner puede constituir un peligro para sí y terceros, aparece del todo razonable la solicitud de la recurrente, en el sentido que de concretarse su internación administrativa, sea derivada posteriormente al Hospital Dr. Horwitz de Santiago o al Hospital Dr. Phillippe Pinnel de Putaendo”, concluye.