Intensos son los trabajos de reparación y mantenimiento que, por estos días, se realizan en el Liceo Elena Duvauchelle Cabezón para recibir a los alumnos de ese establecimiento y a los del Liceo Colegio Deportivo, CODE, que llegarán a realizar sus clases en ese mismo recinto.

Como bien se sabe, a un costado del CODE se encuentran en pleno proceso de inicio las obras del que será el nuevo Estadio Municipal “Tierra de Campeones Ramón Estay Saavedra”, por lo que esa comunidad escolar deberá trasladarse hasta el casco histórico de la ciudad, en pleno Barrio El Morro, para realizar sus actividades a partir de marzo próximo.

El presidente de la Corporación Municipal de Desarrollo Social de Iquique, alcalde Mauricio Soria Macchiavello, realizó un recorrido por el histórico establecimiento donde junto a funcionarios de la Cormudesi, pudo supervisar las diversas labores que allí se realizan para recibir a los nuevos “visitantes” que tendrá el también conocido como Liceo de Niñas o Liceo A-11.

“Como Cormudesi nos reunimos con ambas comunidades escolares para darle sustentabilidad a este intercambio pues, para ambos establecimientos esto es un cambio importante. Hoy logramos definir que el CODE ocupará todas las salas del primer y segundo piso de este liceo más dos aulas del tercer piso y el resto de las dependencias seguirán siendo las que históricamente ha ocupado el Elena Duvauchelle Cabezón para sus alumnos, incluidos sus laboratorios”, detalló Soria Macchiavello.

En el antes llamado Liceo de Niñas, existen dos canchas deportivas las que podrán ser utilizadas para la actividad física de ambos alumnados. Además, los baños existentes están en muy buenas condiciones y son suficientes para ambas matrículas de estudiantes. En el caso de los comedores, estos recibirán una reparación que los dejé en óptimas condiciones y permita entregar almuerzos diferidos y así los alumnos puedan entrar en diferentes horarios a clases.

El Liceo Elena Duvauchelle Cabezón ya tiene experiencia en recibir, por distintos motivos, a alumnos de otros establecimientos. Tal caso se dio hace unos años con el Liceo Bicentenario Santa María y luego con el Liceo Politécnico José Gutiérrez de la Fuente.

“Los trabajos que hoy estamos realizando son financiados con recursos propios de Cormudesi, los que llegan a cerca de 20 millones de pesos, e incluyen también el pintado de las salas de clases, un recambio de las instalaciones eléctricas, un hermoseamiento general de los servicios higiénicos y las canchas las estamos limpiando mediante el uso de hidrolavadoras. A ello se suma que realizaremos un pulido y pintado de las rejas, a las que también aplicaremos anticorrosivo. En fin, queremos que todo esté en muy buenas condiciones para que nuestros alumnos empiecen sus clases el 5 de marzo”, expresó el alcalde de Iquique y presidente de Cormudesi.