Ya han pasado las horas y los testimonios de quienes viajaban al interior del bus que chocó en la localidad de Villa Las Cuevas, en Argentina, apuntan al exceso de velocidad del conductor que trasladaba a un grupo de jóvenes de Colo Colo hacia Paraguay.

El capitán de la Sub 17 del equipo albo, Jason Contreras, contó que “veníamos bajando hacia Mendoza y en eso el bus quiso pasar un camión en una curva y se nos cruzó un bus (con el que chocaron) ahí fue donde empezamos a volcar y darnos golpes”

Contreras detalló que “el bus empezó a andar rápido en las curvas de caracol. Ahí empezó a adelantar a los otros buses y nosotros pasamos raspando antes de caernos al pricipicio”.

“Yo le grité varias veces de que bajara la velocidad, pero el no (lo hizo)”, dijo el joven cuyo testimonio fue ratificado por otras de las personas que estaban al interior del bus.

Este relato coincide con el entregado por Juan Pulgar, padre de uno de los niños que resultó con heridas leves.

En conversación con Cooperativa y el resto de los medios presentes en Uspallata, localidad fronteriza con Chile, Pulgar sostuvo que el accidente “fue negligencia del chofer” porque iba “muy rápido” por la ruta.

El hombre comentó además los primeros momentos tras el accidente, relatando que no soltó a su hijo Maximiliano hasta que se cayó. “Lo saqué del bus, me puse a ayudar a la gente, horrible, de película. No quiero más guerra ya, quiero irme a la casa”.

El conductor del bus Meltur, en tanto, fue trasladado al Hospital de Mendoza, debido a la complejidad de sus lesiones.

Fuente: Cooperativa.