Contrario a llamar a una nueva licitación y, por el contrario, imprimirle una súper velocidad  para que Alto Hospicio y la región puedan contar con el anhelado Hospital en esa comuna, se manifestó el Senador electo Jorge Soria Quiroga, quien fundamentó que  su visión, desde siempre, es que la salud y la calidad de vida de las personas, están en el primer lugar.

“Acá se trata de dar celeridad para buscar una solución lo antes posible. No soy partidario de una nueva licitación porque todo eso significa retroceso. Lo que hay que hacer es ponerse a trabajar para que el proyecto del Hospital siga su curso”, declaró Soria Quiroga, quien durante su gestión como alcalde, puso énfasis especial a los temas de salud pública y comunitaria, siendo el pionero en traer las cínicas móviles a la ciudad.

El Hospital de Alto Hospicio es una sentida aspiración de los hospicianos, cuyos habitantes ya superan las 100 mil personas. Sin embargo, su impacto es de orden regional, por cuanto hasta hoy, la demanda hospitalaria la debe cubrir en su totalidad el Hospital de Iquique, Ernesto Torres Galdámes.

A mediados del año pasado se llamó a licitación, pero la propuesta debió ser declarada desierta, porque la empresa oferente calculó la obra en 800 días de ejecución, lo que es altamente improbable, ya que el proyecto considera 1.200 días. En este nuevo llamado, cuyas especificaciones técnicas datan desde el origen del proyecto, hace unos 5 años, se consideraba un costo de 65 mil millones de pesos. En esta ocasión, la única empresa oferente fue Sacyr, con 85 mil  millones de pesos, sobrepasándose en 19 mil millones.  “Creo que este es una tema que se puede solucionar y para eso se requiere voluntad política y celeridad en los procesos”, señaló el senador electo Jorge Soria, reafirmando su postura sobre el tema.

Paralelamente se informó que la Intendenta Regional es partidaria de no llamar a una nueva licitación, sino que se inclina por la alternativa de buscar los fondos suplementarios adicionales, que permitan el financiamiento del Hospital de Alto Hospicio.

Cabe señalar que de adjudicarse la licitación, las obras se podrían iniciar mientras se tramitan los recursos adicionales, ya que el Hospital se iría construyendo en etapas sucesivas. Y las última requerirían los fondos suplementarios.  Se estipula que el 2021, el recinto debiera estar terminado, ya que se cumplirían los 1.200 días.

En estos momentos, la Dirección de Arquitectura de Obras Públicas prepara el informe que va al Ministerio de Salud, donde se detalla la opinión técnica respecto de la propuesta del único oferente, la empresa Sacyr. Allí se debe tomar la decisión de optar por la búsqueda de los recursos que faltan o llamar a una nueva licitación.  De acuerdo a lo expresado por la Intendenta Claudia Rojas, las conversaciones con este Ministerio ya se iniciaron,  para buscar financiamiento adicional.

Para el Senador electo Jorge Soria corresponde que las autoridades del actual gobierno, a nivel local y nacional, se hagan cargo de la situación en la búsqueda de una alternativa para no entorpecer el inicio de esta gran obra, que permitirá que la Región de Tarapacá, cuente con un nuevo Hospital. “Para que la política sea efectiva y las obras oportunas, hay que actuar con sentido de realidad y con la rapidez que se requiere. Creo que no es el momento de buscar culpables y hacer acusaciones; es el momento de buscar solución. Ese es mi estilo y lo será también en el parlamento, porque lo que tenemos que hacer es avanzar. Y la salud, para mí, es una prioridad”, concluyó.