Manchester United sufrió en Wembley. Durante el partido ante Tottenham, los Diablos Rojos cayeron por 2-0 en un partido en el que los dirigidos por José Mourinho fueron dominados prácticamente todo el encuentro.

Con el objetivo de cambiar esta situación, Mourinho realizó cambios en el segundo tiempo, sin embargo uno de los que hizo, el ingreso de Marouane Fellaini, duró en cancha solo siete minutos, siendo reemplazado por Ander Herrera.

¿Qué pasó? En un primer momento los hinchas y la prensa europea especulaba que fue una “humillación” del DT portugués hacia el jugador y un ejemplo de la desilusión que sentía “Mou” en ese momento.

“El cambio sorprendió a los aficionados y analistas que rápidamente aludieron a un fallo previo del centrocampista como causa del enfado del entrenador y su sustituición”, destacaba Marca de España.

No obstante, posterior al encuentro, Mourinho explicaba que la salida del volante belga “fue porque tenía algo en la rodilla. Mala suerte para él y para mí”.

En redes sociales captaron imágenes de Fellaini tomándose la rodilla a los pocos minutos de haber ingresado a la cancha, lo que prueba las declaraciones del entrenador del Manchester United.