Fue una de las promesas de campaña hecha por Michelle Bachelet en Tarapacá, pero hoy, todo indica que la construcción del anhelado hospital de Alto Hospicio no se concretará próximamente.

Esto, luego que se abriera la licitación y se diera a conocer que existe solo un oferente para la construcción del recinto hospitalario, cuya propuesta supera en 30.000 millones lo presupuestado por el Gobierno para el proyecto.

Frente a esta situación, el diputado UDI por Tarapacá, Renzo Trisotti, dijo sentir “rabia e impotencia”, pues “frente a un nuevo fracaso del Gobierno, quienes pagan las consecuencias son las personas, es la calidad de vida de miles de familias de nuestra región, que por enésima vez han sido engañadas y defraudadas por este Gobierno”.

“Falta poco más de un mes para que se termine el gobierno y la principal promesa que hicieron en Tarapacá no la van a cumplir –continuó-. ¿Por qué? Por ineficiencia, por mala priorización en el uso de los recursos, porque pusieron siempre por encima sus proyectos ideológicos sobre las necesidades reales de las personas. Y hoy día, después de cuatro años, dejan un tremendo lastre al próximo gobierno”, lamentó el parlamentario.

Trisotti llamó, además, a  las autoridades de los Ministerios de Obras Públicas y Salud a “dar la cara”. “Esto no puede quedar en nada, tiene que haber explicaciones claras sobre cómo se calculó el presupuesto, cómo pretenden garantizar la construcción del hospital, o después del desastre, ¿simplemente se lavarán las manos? Hoy las actuales autoridades deben de dar la cara a la ciudadanía frente a su ineficiencia e irresponsabilidad”, sentenció.