Un escándalo mayor es el que se vive por estos días en el waterpolo chileno y tiene que ver con una brutal agresión en el Campeonato Nacional de la especialidad disputado en Iquique.

Según lo que publica El Mercurio, el hecho que pudo desencadenar una tragedia se vivió el domingo cuando se disputaba el partido para definir la segunda y tercera casilla del torneo, entre las escuadras de Unión Morro y Asociación H2O A, que marchaba 1-0 en favor de estos últimos.

De improviso, la calentura del choque derivó en una pelea entre jugadores de ambos septetos, por lo que los árbitros expulsaron a tres de los involucrados.

De ellos, el iquiqueño Jorge Carrero era el más ofuscado. Y mientras este caminaba por el costado de la piscina para dirigirse a los camarines, tomó un adoquín que estaba en el suelo y lo lanzó hacia un rival (también expulsado), que aún estaba en el agua listo para salir, y que logró esquivar el proyectil.

En seguida se armó una batahola: la mayoría de los jugadores salió del agua para reclamarle a Carrero. Incluso algunos de los espectadores se le fueron encima, mientras que por los altoparlantes se les pedía tranquilidad.

Por ello, los árbitros decidieron “suspender el juego por falta de garantías”. Y luego se procedió a descalificar a ambos equipos.

“Tengo entendido que el jugador agredido puso una denuncia en Carabineros, pero en este caso no nos va a temblar la mano para aplicar el reglamento que corresponde, y que es la suspensión de por vida del jugador Carrero.Esta fue una agresión a mansalva, que no tiene nombre y por lo mismo no podemos dejar pasar, porque este es un deporte”, señala a “El Mercurio” Marcos Jara, presidente de la Federación Chilena de Deportes Acuáticos (Fechida).

Por su parte, Gustavo Zúñiga, atacante de Stadio Italiano, club que se coronó campeón en el torneo y fue testigo del hecho, anota: “A Jorge lo habían expulsado por pegarle un combo a un rival, algo que puede suceder en nuestro deporte, que es de contacto, pero nunca había visto una reacción así. Al principio todos nos quedamos sorprendidos por su acción, innecesaria porque cuando te expulsan te pueden sustituir. Lo conozco porque compartimos en la selección juvenil hace varios años, pero nada justifica lo que hizo. Sentimos vergüenza porque se habla poco de nosotros, y ahora saldrá en la prensa por esto”.

A Stadio Italiano Master y Caballito de Mar les asignaron finalmente el segundo y tercer lugar del torneo.

Fuente: emol.com