El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseveró que no usó la frase que le atribuyen (“países de mierda”) sobre Haití, El Salvador y algunas naciones africanas, durante una reunión con representantes del partido Republicano y el Demócrata para una reforma migratoria.

“El lenguaje que utilicé en la reunión sobre el DACA fue duro, pero esas no fueron las palabras utilizadas.Lo realmente difícil fue la propuesta absurda, ¡un gran revés para DACA!”, indicó Trump en Twitter.

El diario estadounidense Washinton Post había revelado que Trump expresó la frase “países de mierda” al referirse a El Salvador, Haití y algunas naciones africanas, durante el debate sobre una reforma migratoria en Estados Unidos.

Trump reiteró el viernes que aspira a una inmigración “basada en el mérito” y advirtió sobre la llegada masiva de personas desde países con “alta criminalidad”.

“Quiero un sistema de inmigración basado en el mérito y gente que ayude a llevar a nuestro país al siguiente nivel. Quiero seguridad para nuestra gente”, escribió el mandatario en Twitter.