“La moto ha andado bien, físicamente esta tercera etapa fue muy dura y extensa, pero estoy tomando todas las medidas preventivas para seguir avanzando”, indicó.

Luego de superar la segunda etapa donde Guldman tuvo problemas con el combustible a 5 km del abastecimiento, perdiendo 20 importantes minutos, la tercera etapa se presentó con mucha arena, calor y dunas blandas, clasificando en la posición 54 preliminarmente.

Hoy fueron 300 km de arena, donde el piloto no ha sufrido caídas importantes ni fallas mecánicas. Sin embargo la mantención preventiva, montaje de embriague nuevo y la transmisión optima en la potencia de las ruedas jugaran un papel fundamental en la cuarta etapa de mañana.

Declaraciones de Cristobal Guldman:

“Quedé con un sabor amargo luego de los problemas con el combustible el día de ayer. Sin embargo, estamos en San Juan de Marcona y estoy trabajando en la mantención de la moto para enfrentar la siguiente atapa de la mejor manera”.