El líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, aseguró este domingo que tiene el botón nuclear al alcance de la mano en un desafiante mensaje de Año Nuevo, pronunciado tras meses de tensiones en torno al programa armamentístico norcoreano.

“El botón nuclear siempre está en mi mesa. No es chantaje, sino la realidad“, declaró Kim, reiterando así que Corea del Norte es un Estado nuclear.

El militar además instó a su país a aumentar la producción de cabezas nucleares, en un momento en el que el programa armamentístico de Pyongyang genera tensiones internacionales.

“Debemos producir masivamente cabezas nucleares y misiles balísticos y acelerar su despliegue”, declaró Kim en su discurso anual a la nación.