El Papa Móvil que trasladará al Santo Padre durante las actividades que desarrollará en Iquique fue bendecido a poco más de un mes de su visita.

El vehículo fue facilitado por Toyota Bolivia y trasladado desde el vecino país a Iquique. Es una camioneta Land Cruiser, del año 2015, 4×4, que posee en la parte trasera un asiento principal y dos laterales de cuero blanco y la parte superior está recubierta de acrílico con filtro UV, lo que facilita el contacto del Santo Padre con los fieles. El vehículo no es blindado.

El obispo de la diócesis de Iquique, Guillermo Vera, destacó la llegada del Papa Móvil a la ciudad. “Significa que vamos quemando etapas, sobre todo permitirá que el Papa esté cerca de la gente en Playa Lobito y cuando ingrese a la ciudad. Hay que empezar a vivir con mucha fuerza, pues él quiere escucharnos, bendecirnos y estar cerca nuestro”.

Vera destacó que la empresa boliviana facilitara el vehículo, lo que desde su punto de vista es un vínculo de unión entre los pueblos. “Creo que esto ya es un hermoso signo de lo que quiere hacer el Santo Padre”, enfatizó.

En cuando a los trabajos del escenario para el encuentro con la comunidad en Playa Lobito, el prelado señaló que ya está todo organizado para iniciar las obras de montaje de toda la infraestructura que se requiere en el lugar.

Por su parte, la intendenta de Tarapacá, Claudia Rojas, dijo que la facilitación del Papa Móvil desde Bolivia, significa un importante ahorro de recursos. “Fue gentilmente prestado para la visita y es un ahorro importante de recursos, ya que fue el mismo vehículo que se usó en la visita del Santo Padre a ese país. De esta forma, avanzamos en las coordinaciones y en la planificación para llegar al 18 de enero con un hermoso encuentro en Iquique”.